thumbnail Hola,

Goal repasa las situaciones más destacadas que dejó la 7ª jornada del campeonato: la "mano" de Lunati a River y la de Castillón, además del triunfo de Boca después de la crisis.

Apenas terminada la 6ª fecha del Torneo Final, los equipos empezaron a pensar en la 7ª jornada, que finalizó con Colón por una semana más en la punta de la tabla de posiciones. Lo destacable además es que hubo triunfos en simultáneo de Boca y River, algo que no ocurría desde la fecha 9 del Torneo Inicial, en ambos casos con situaciones para detallar.

No fue un fin de semana normal para Boca: la crisis que desataron las declaraciones de Pablo Ledesma sobre las internas del vestuario, sumado a la conferencia de prensa de Juan Román Riquelme contra el periodismo, dejaban una vez más al Xeneize envuelto de dudas. Y sin lucirse para nada, al menos el triunfo 2 a 1 sobre Racing sembró tranquilidad en el club y así pudo volver a sumar de a tres como visitante después de cinco meses, desde que había derrotado a River en el Monumental, donde había sido además la última vez que hilvanó dos triunfos seguidos.

Del otro lado, en el bando derrotado, sí estalló el conflicto. Porque Racing marcha último en el campeonato con apenas cuatro puntos, Mostaza Merlo no encuentra respuestas y con el ejemplo de Riquelme, prefirió cruzar a los periodistas en la conferencia de prensa posterior, cuando mandó a estudiar a uno, se molestó con otro por leer las preguntas y se fue repetinamente. Sin explicaciones sobre tu pésimo equipo, eligió el camino más simple.

Las consecuencias de la decisión de Pablo Lunati se notaron al día siguiente del triunfo de River sobre Arsenal, con los afiches a manera de cargada por su colaboración con el triunfo Millonario y luego con la suspensión por un partido. El árbitro, que había omitido un planchazo en favor del Viaducto dentro del área local, vio falta dentro del área sobre Vangioni y el reclamo fue que no hubo infracción y fue afuera. A Cavenaghi le importó poco, lo transformó en gol y fue triunfo del equipo de Ramón, aunque la actuación no fue de lo mejor.

Y si de fallos arbitrales se habla, la otra jugada discutible de la fecha fue la mano de Facundo Castillón que le impidió a San Lorenzo ser el único líder. Cuando el Ciclón se preparaba para festejar en Mendoza ante Godoy Cruz, el número 7 bajó la pelota y en su caída la acomodó con el brazo, para definir por abajo de Cristian Álvarez y poner la igualdad definitiva, sin que Vigliano sancionara.

En el último resumen de la jornada, se marcaba como gran curiosidad la estadística de Belgrano, invicto en las primeras seis fechas y en todos los casos tras haber comenzado abajo en el marcador. La historia se dio vuelta en el José Amalfitani, se puso en ventaja ante Vélez y qué pasó: el equipo del Ruso Zielinski sufrió su primera caída en el campeonato por 3 a 1 ante el Fortín, que se coloca como escolta.

Artículos relacionados