thumbnail Hola,

En la previa del clásico de verano ante el Rojo, siete jugadores y el cuerpo técnico de la Academia sufrieron vómitos y descomposturas; "fue la comida o el agua", dijo el médico.

En Avellaneda deben haber empezado las cargadas. "Están cagad...", se debe escuchar decir a los hinchas de Independiente por estas horas en los bares y las plazas de aquella ciudad. Es que después de 11 meses de espera para volver a disfrutar un clásico Racing-Independiente o Independiente-Racing, justo en la previa del partido el plantel de la Academia sufrió una indigestión, durante su pretemporada en Tandil. "La intoxicación se dio por la comida o el agua", contó el médico del club, Javier Swiatlo.

Ni el propio Mostaza Merlo se salvó de la indigestión. Las molestias gastrointestinales afectaron al DT y a los jugadores Luis y Nelson Ibáñez, Matías Cahais, Gastón Campi, Nicolás Oroz y Guillermo Hauche, entre otros. Además, el actual asesor futbolístico, Miguel Ángel Colombatti, también sufrió vómitos y problemas estomacales.

No obstante y a pesar de la indigestión, el plantel de Racing se entrenó esta mañana con el objetivo de llegar en correctas condiciones para el partido ante el Rojo, su rival de toda la vida, esta noche a las 22.10, en Mar del Plata.

Así las cosas, Sebastián Saja, José Luis Gómez, Fernando Ortiz, Esteban Saveljich, Matias Cahais; Diego Villar, Matias Rolheiser, Luciano Aued, Nicolás Oroz, Juan Ignacio Dinenno y Valentin Viola serán los once del equipo titular.

Artículos relacionados