thumbnail Hola,

El Patón habló por primera como (casi) técnico del Cuervo: le tiró flores a la dirigencia actual y pidió por un delantero de área. "A Blandi le sobran condiciones", dijo.

"Ya está todo arreglado. El 3 de enero nos juntamos para arrancar". Las palabras salen de la boca de Edgardo Bauza, quien regresará al fútbol argentino tras siete años, y un paso sumamente exitoso por Liga de Quito, para dirigir a San Lorenzo. La pesadilla de Lammens y Tinelli terminó más rápido de lo esperado y, el mismo día que Valencia oficializó la llegada de Juan Antonio Pizzi, el Patón rompió el silencio y habló por primera vez como técnico del Cuervo.

"Hace un rato hablé con el presidente, le manifesté las ganas que tenía de volver al país y más a un equipo tan grande", dijo el nuevo técnico en Rock and Closs. "Son dirigentes que tienen ganas de construir cosas importantes para el club. Estoy motivado", tiró. El útlimo equipo que dirigió en el país fue a Colón de Santa Fe durante la temporada 2005/06. Luego emigró a Ecuador, donde estuvo durante dos años, se fue uno a Arabia Saudita, y regresó para conducir a Liga por tres años más.

En cuanto a las necesidades futbolísticas del Santo, el flamante DT pidió algo de paciencia: "Con el presidente decidimos juntarnos el día 3 al mediodía para definir las bajas y la llegada de algunos jugadores". De cualquier manera, dejó en claro que pretende que le traigan un nueve de área, ya que considera que el Ciclón está dando ventajas en esa posición y que "los jugadores que esta lesionados recién podrían volver a mitad de la temporada" (como, por ejemplo, Cauteruccio).

La CD maneja un nombre, pero Bauza pidió a otro: "Por lo que me avisaron, lo de Barcos es imposible ya que Gremio no lo quiere vender", explicó sobre la situación del punta que se supo destacar junto a él en Liga de Quito. ¿Nicolás Blandi? "Es un chico joven. Condiciones le sobran. Si se llega a dar, trabajaremos con el", tiró.

Artículos relacionados