thumbnail Hola,

En los últimos 30 días no pudo ganar ni un partido, perdió el clásico y la punta, y a las lesiones de Heinze y Figueroa se sumaron las de Cáceres, López y Tonso, con una fractura.

Newell's sigue sumando motivos para creer en las maldiciones. Es que ni el más pesimista de todos los hinchas leprosos hubiera creído posible este presente un día antes de la derrota en el clásico contra Central. Desde aquel 20 de octubre ha pasado exactamente un mes y los dirigidos por Alfredo Berti apenas consiguieron tres puntos sobre 15 posibles, se quedaron sin la punta -en manos de San Lorenzo- y sufren las lesiones de Gabriel Heinze, Víctor Figueroa, Marcos Cáceres, Víctor López y Martín Tonso (este último con una fractura en el tobillo). ¡Llamen a un brujo!

Luego de perder en el clásico, que no se disputaba hace tres años, Newell's cayó en un pozo en el que sólo pudo sumar empates y derrotas. Repartió puntos con Godoy Cruz gracias a la enorme actuación del arquero Carranza; igualó con Colón, en un partido que parecía perdido y levantó una diferencia de dos goles; empató con San Lorenzo, tras ir arriba en el marcador; y perdió con Tigre, ante quien también comenzó ganando, y en el que no pudo contar ni con Heinze ni Figueroa, por lesiones, y tampoco estuvo Maxi Rodríguez, convocado por Alejandro Sabella para los dos amistosos de la Selección.

Al respecto, el arquero Nahuel Guzmán explicó: "Estamos pagando el esfuerzo de nueve o diez meses de competencia". Y agregó: "Entramos en una racha que todos los equipos la sufren. Hoy nos toca a nosotros en un momento donde ya se define el torneo y se sufre un poquito más. Obviamente se sale ganando y mejorando los errores. Tampoco nos podemos encerrar y cuestionar demasiadas cosas porque hemos hecho partidos muy buenos, manteniendo el nivel que veníamos teniendo y generando situaciones".

Es que las malas noticias se siguen sumando, de cara a un partido clave como el de la 17° fecha, frente a Arsenal, tercero un punto por debajo: los defensores Cáceres y López se sumaron a la nutrida enfermería rosarina y quedaron en duda para el partido del domingo (desde las 19, en el estadio "Marcelo Bielsa", con arbitraje de Fernando Rapallini). Ambos fueron diagnosticados con una fátiga en el aductor medio izquierdo y en el bíceps sural izquierdo, respectivamente. 

Así, se añaden al listado de jugadores que padecen diferentes dolencias y que complican al entrenador Alfredo Berti en el armado del equipo, que se posiciona con 29 puntos, a uno del líder San Lorenzo. 
En la lista de lesionados ya figuraban Heinze y Figueroa, quienes sufren la misma molestia (distensión en el sóleo izquierdo) y no jugaron el último partido ante Tigre (1-2).
 
Además, ayer se conoció que durante ese mismo partido, el atacante Martín Tonso sufrió una fractura en el tobillo izquierdo, por lo que se estará los próximos cuatro meses lejos de las canchas.

Con la lesión de Tonso y teniendo en cuenta los plazos de su recuperación, comienzan a surgir las especulaciones sobre si Newell's podrá incluir un refuerzo extra para el próximo semestre. Por jugar la Copa Libertadores, el reglamento lo habilita para sumar tres incorporaciones. Y en caso de que los plazos de rehabilitación de Tonso lo permitan, se le abriría un cupo extra, pero eso deberá manejarlo la dirigencia leprosa en la AFA. Claro que, en caso de ser viable, primero deberá estar la voluntad del cuerpo técnico y la dirigencia de hacer efectivo ese recurso.

Pase lo que pase, nadie podrá dudar de que en un año en el que Newell's supo ser campeón y clasificarse para las copas, el último mes ha estado fuera de toda previsión. Un mes negro y poco rojo para el Rojinegro.

Relacionados