thumbnail Hola,

El capitán de Boca reconoce el mal momento del equipo, pero avisa: “Si todos estamos ahí arriba quiere decir que no debe haber mucha diferencia”.

Habló Juan Román Riquelme. Y siempre que él habló, todo Boca paró la oreja. El capitán y emblema del equipo, como casi siempre, no esquivó ningún tema. Bianchi, el presente del equipo, el fútbol argentino y algo más.

En diálogo con Fox Sports, el enganche xeneize empezó por el presente inmediato: “Por más que el fin de semana queríamos ganar, con todos los problemas que tuvimos, con todos los lesionados que tuvimos, encontrarnos a tres partidos del final y a tres puntos del primero, si vos me lo decías un mes atrás yo no te lo creía”. Y agregó: “En el juego estamos todos parejos, por algo hemos jugado partidos buenos y partidos malos. Si alguno de los que están ahí arriba hubiera jugado bien o regular, ya tendría el campeonato en la mano. Si el domingo tenemos la suerte de ganar de local vamos a seguir con posibilidades”.

Está todo parejo. Todos los equipos vienen ganando, pero si te ponés a pensar quiere decir que los que están arriba con nosotros tuvieron un arranque de torneo muy flojo. Ninguno es una maravilla”, completó el exfutbolista de la Selección Argentina.

Esta semana, Marcelo London, injerente directivo del club, dijo que los máximos candidatos para suceder a Bianchi en el banco de Boca son Martín Palermo y Guillermo Barros Schelotto. Riquelme, sin descubir demasiado sus pensamientos, dijo bastante acerca de este asunto: “Yo voy a repetir lo mismo: el entrenador que tenemos hoy esperemos que dirija a este club durante ocho años más. Muchos de esos jugadores que estuvieron con él a partir del 98 se hicieron técnicos. Todos los jugadores que pasamos por acá sabemos que a algunos les va a costar más trabajo ser entrenador y a otros les va a costar muy poquito. Sabemos cómo son las reglas. El tiempo pone las cosas en su lugar”.

Y amplió: “Los hinchas de Boca van a querer convencer a Bianchi que se quede muchísimo más que tres años. Él puede hacer que este club sea muchísimo más grande. Hay que acompañarlo”.

Sobre, All Boys, el próxima rival, dijo: “Están golpeados, siempre que llega un técnico nuevo los jugadores se quieren mostrar. Para ellos será especial venir a la Bombonera, saber que todo el país los va a mirar”.

El jugador de Boca tiene que aceptar que cada día le están pidiendo un poco más. Lo tenemos que tomar de esa manera. Con todo el respeto que se merecen todos los equipos, los periodistas tienen que hacer un programa de una hora y hablarán media hora de Boca y de River”, cerró el 10.

Artículos relacionados