thumbnail Hola,

Eliminado de la Sudamericana, sin chances en el Inicial, el Millonario estará al menos hasta junio de 2014 sin gritar campeón. Seis años de sequía que no coinciden con su historia.

La impaciencia de los hinchas de River tiene sus motivos. Después de la eliminación de la Copa Sudamericana y ya sin chances de pelear el Torneo Inicial, en el último partido (derrota vs Lanús) el público Millonario envió mensajes con varios destinatarios desde las tribunas del Monumental. Pero la razón no es únicamente el mal presente del equipo. La bronca está acumulada.

River es el club argentino con más títulos locales: 34, contando la Copa de Oro de 1936, que la AFA le validó este año. Entre los años 1957 y 1975, los de Núñez no ganaron ningún campeonato, la peor racha de su historia. Ángel Amadeo Labruna, máximo ídolo del club, fue el entrenador que le puso fin a esa sequía desoladora. Y antes del 57, habían pasado cinco años sin coronarse, desde noviembre de 1947 hasta noviembre de 1952.

Pero en este semestre alcanzó su segunda peor racha en torneos de Primera División. Es cierto que no son tantos años como los más de diecisiete que signaron la etapa mencionada en el párrafo anterior, pero son suficientes para que la gente comience a mostrar su descontento.

El último campeonato que ganó fue el Clausura 2008, con Diego Simeone como entrenador. En junio de este año acumuló cinco años sin gritar campeón. Y ya sin chances de dar una vuelta olímpica hasta mediados de 2014, serán seis los años que sumará River sin títulos.

Es cierto que se quedó con el campeonato de la B Nacional en la temporada 2011-2012, pero no cuenta. Ni para los hinchas ni tampoco para las estadísticas que lo hicieron grande; sirvió más como desahogo que como motivo de festejo. Por eso, y por la costumbre de sumar títulos con frecuencia, es que la gente no aguanta más.

La racha negativa trajo consigo un descenso y una crisis institucional profunda, que actualmente se ve reflejada en la decisión de Daniel Passarella de no presentarse a las elecciones de diciembre. Hasta Ramón Díaz, uno de los responsables de que River tenga la cantidad de títulos que tiene, es blanco de las críticas de los hinchas. Y la paciencia ya no es la misma que en sus épocas de gloria.

Artículos relacionados