thumbnail Hola,

El enganche de Boca habló de las lesiones del equipo, dijo que todavía tienen chances en el torneo y que su renovación depende de lo que quieran el técnico y los dirigentes.

Juan Román Riquelme suele elegir la ironía y el humor para escaparle a la autocrítica. El enganche de Boca habló en conferencia de prensa y no dejó tema sin tocar: desde el nivel del equipo, pasando por las lesiones, su renovación de contrato, Carlos Bianchi, sus 17 años como profesional y Leandro Paredes. "Lo que nos falta es que Bianchi entre a la cancha y se lesione. Hacemos lo que podemos, el rival juega también", dijo ante la pregunta sobre las necesidades y falencias del equipo.

"Sabemos que tuvimos partidos muy buenos y partidos muy malos", dijo Román del equipo. ¿Y él? "Yo sigo marcando diferencias a mi manera de ver el fútbol, por más que los que hablan en la tele dicen que hago poco. Yo sé cuando juego mal. Los partidos los veo con volumen bajo, no dejo que me digan los de la tele quién juega bien y quién juega mal", explicó, clarito, el volante de 35 años.

Consultado por el nivel y los problemas del equipo, Riquelme reconoció que "este semestre tenemos muchos lesionados, sería bárbaro poder decir que a Fernando (Gago) lo tuvimos todo el torneo. Sabemos que el mejor refuerzo el torneo que viene va a ser él y lo queremos disfrutar. Después el fútbol tiene cosas, estamos a cuatro puntos de la punta y vamos a pelear hasta el final".

Por último, habló de Bianchi y de Paredes, con quien compartirá el mediocampo la fecha que viene, contra Tigre: "Para mí sería un sueño jugar con él el domingo. Nosotros intentaremos ayudarlo. Yo los quiero mucho a los juveniles. Pero el problema en este club es que son todos cracks, yo pregunto en kinesiología y me dicen 'este juega de cinco, es crack, este juega de diez, es crack'. A los chicos hay que dejarlos jugar, son chicos, que disfruten, que la pasen bien, pero crack son pocos, Iniesta es crack, Messi es crack".

Y sobre el Virrey: "Es el único que ganó cuatro Libertadores, tres Copas del mundo. Creo que ningún técnico ganó eso. Nunca dirigió la selección porque vivimos en un país muy raro nosotros. Si la hubiese dirigido y ganaba la Copa America, se terminaban todos los cuentos y Bianchi era el más grande de todos los tiempos".

Relacionados