thumbnail Hola,

Newell's, único líder, enfrenta a San Lorenzo y Arsenal, que a su vez juega con Boca. Lanús y Estudiantes ganaron y quedaron a seis puntos. La irregularidad es su esperanza.

Es tan importante saber jugar un clásico como reponerse de una derrota en ese partido. Newell’s, desde la caída frente a Rosario Central, no volvió a ganar. Este hecho, que el líder del campeonato haya sumado apenas dos puntos de los últimos nueve, permite que, a cinco fechas del final del Torneo Inicial, otros cinco equipos mantengan la aspiración de ser campeón.

A los rosarinos les quedan por delante partidos de pronósticos inciertos. Recibirán a San Lorenzo, Arsenal y Lanús, tres de los seis que integran el grupo de candidatos. Visitarán a Tigre, que de local se hace fuerte, y a All Boys, equipo que ya les ganó en el Torneo Final.

Cualquiera de estos rivales, se insiste con la idea anterior, no serían escollo para el Newell’s previo al partido con Central. El derby de Rosario pudo haber sido una recaída fatal. Caso contrario, los dirigidos por Alfredo Berti el sábado tienen la chance de definir gran parte del torneo a su favor.

Boca demostró este domingo que su entrenador tenía razón: es ilógico que salga campeón. La escasa tensión competitiva que el equipo exhibió en la derrota contra San Lorenzo se debió a las bajas de Juan Román Riquelme y Fernando Gago. Si sus dos mejores futbolistas, principales argumentos para ser campeón, juegan un partido de cada cuatro, las posibilidades se reducen a lo que no puedan hacer los otros equipos.

A los dirigidos por Carlos Bianchi les quedan dos salidas riesgosas, Arsenal y Lanús, y tres partidos en casa que tranquilamente puede ganar, Tigre, All Boys y Gimnasia (LP). La imagen más fiel de este Boca son los dos penales agónicos y casi definitorios que pateó el Chiqui Pérez, ante Godoy Cruz y San Lorenzo. Que un equipo se juegue mucho en un penal es un indicador del pobre dominio que ejerce sobre la realidad.

Así está la tabla

  PJ PG PE PP GF GEC D Pts
Newell's 14 8 4 2 21 12 9 28
San Lorenzo
14 8 2 4 22 12 10 26
Arsenal 14 6 7 1 16 9 7 25
Boca 14 7 3 4 18 15 3 24
Lanús 14 6 4 4 23 12 11 22
Estudiantes 14 5 7 2 13 9 4 22

San Lorenzo, otro de los beneficiados por los tropiezos de Newell’s, a diferencia de Boca, supo inventarse un libreto más convincente. En esencia, son similares las curvas de rendimiento del Ciclón y Boca: equipos irregulares que dejaron escapar puntos clave, que ganaron y convencieron una fecha y perdieron y decepcionaron a la siguiente. Pero los de Juan Antonio Pizzi ganaron el partido que tenían que ganar, y de la manera en que lo pedía la coyuntura. No hay mayor impulso que una actuación tan arrolladora en un clásico (¿el contraste de Newell’s?). A cinco fechas del final, pueden olvidar el pasado más reciente y aferrarse a esa imagen inmediata. Además de la Lepra, sus rivales serán: Belgrano y Estudiantes, como visitante; Atlético de Rafaela y Vélez, como local.

Los otros dos implicados son Arsenal y Lanús. El primero cometió un error tal vez imperdonable: haber empatado dos partidos seguidos como local. El segundo, que ayer derrotó a Tigre y está a seis puntos, tendrá más o menos chances de acuerdo a su suerte en la Copa Sudamericana (el martes juega la revancha con River).

Se enfrentan el próximo lunes en el Sur.  Al Arse, después le tocará una seguidilla hostil: Boca y Belgrano en el Viaducto;  Newell’s y Atlético de Rafaela, afuera.

Estudiantes, que ayer derrotó a River, se aferra a la irregularidad general para soñar, aunque sea, mínimamente: está a seis. Si Boca, que tiene apenas dos unidades más que el equipo de Mauricio Pellegrino, se ilusiona con dar la vuelta olímpica, quién prohíbe que el Pincha ambicione el premio mayor.

Relacionados