thumbnail Hola,
Pratto y sus ganas de volver a Europa: "te permite tener alguna chance de que te vean de la selección".

Pratto: "Quiero volver a estar entre los mejores"

Pratto y sus ganas de volver a Europa: "te permite tener alguna chance de que te vean de la selección".

Fotobaires

El delantero de Velez charló en exclusiva con Goal, contó cómo su paso por la U. Católica lo potenció como jugador y sus ganas de volver a Europa para jugar con los destacados.

Esa furia que suele identificarlo, nada tiene que ver con su personalidad. Suele tener una sonrisa que contagia. Luce genuino en su frescura y hasta deja en evidencia que suele tener una cuota de timidez. No es casualidad todo lo que le sucede. Luchó como nadie. De Cambaceres hacia el mundo. Noruega, Italia, Chile, Boca, Vélez... Y no fue fácil su camino, no le resultó sencillo convertirse en el futbolista que es hoy. Ese es Lucas Pratto.

Mucho aprendizaje, algunos golpes, varias tristezas y muchas alegrías conforman la carrera del delantero que quema redes en Liniers. Se ríe cuando sus compañeros, en la Villa Olímpica de Vélez, en Ituzaingó, le hacen alguna broma. Se relaja, se sienta en uno de los bancos de la concentración y acepta cada pregunta con una atención que impresiona. Pratto destila humildad.

-Estás en un gran momento...

-Estoy bien. Creo que el equipo cambió la estructura en el ataque. Antes, con Chucky, teníamos un juego más físico. Ahora me puedo tirar unos metros atrás y tengo la cancha de frente. Y me están saliendo bien las cosas.

-¿Tenés en cuenta que a muchos sorprendés por tu juego y por lo que le aportás al equipo?

-Hablan de mí y dicen: “Con un físico tan grande, tiene buena técnica”. Son cosas que me van saliendo, fui madurando. No tengo vergüenza de probar, por ejemplo, un tiro desde afuera del área. Porque uno me puede salir a la tribuna, pero alguna va a ir al ángulo.

-La gente de Vélez te reconoce tu gran momento.

-Lo bueno es que la gente me quiere y me lo hace notar. Cuando te tirás al piso y te aplauden te dan ganas de que siga la jugada para tirarte de nuevo.

-¿Qué sentís que les falta como equipo?

-Lograr una regularidad. Se nota mucho en el torneo local. La verdad es que creo que ahora el equipo tiene una deuda con lo internacional para coronar este trabajo de tantos años. Ojalá se pueda dar en la Copa Sudamericana.

-Este momento, ¿cuánto tiene que ver con lo que aprendiste en el exterior?

-Mucho, pasé por muchas experiencias y de todas saqué algo diferente. Más allá de cómo me fue, intenté aprender en cada lugar.

-Cómo fue la experiencia en Noruega.

-Apasionante. Tremenda. La cultura es muy diferente. Me sorprendí mucho con todo y en lo deportivo iba con la idea que era todo físico y nada que ver. Era todo con pelota, todo reducido, todo rápido, miran mucho fútbol inglés, copian eso. Y se hace una liga bastante competitiva. Y a nivel cultura, es tremendo, muy respetuosos. Comés a las cinco de la tarde, en el invierno a las tres ya es de de noche. Son cosas a las que uno se debe adaptar y que en definitiva te curten.

-Es duro me imagino, pero…

-Sí, claro. Yo la pasé muy bien los primeros seis meses y después tenía que cambiar. Pero no me arrepiento de haber ido. Yo tenía 17 años y eso me vino muy bien para entender que uno pasa mucho tiempo solo.

-¿Italia?

-Hermoso. Conocí gente, aprendí cosas a nivel personal. Fue increíble. Y en lo deportivo aprendí mucho tácticamente. Ellos te enseñan que los partidos duran 90 minutos. Acá muchas veces se busca ganar en 20 minutos y ellos te dicen que los partidos son hasta los 95 y más contra los equipos grandes. Ellos dicen que se piensa que no se les puede ganar a los poderosos, pero te meten en la cabeza que una chance vas a tener y que si lo convertís quizá el rival no te empata más. En esas cosas uno se pone más fuerte de la cabeza.

-¿El Calcio es tan duro como se dice?

-Si, me encantó y es muy difícil. Yo lo comparo un poco con el fútbol argentino porque es muy físico y muy táctico. En la Liga Italiana el último le puede ganar al primero, pero en España eso es imposible. En el Calcio tenés que estar muy preparado de la cabeza, quizá no tenés muchas chances o ninguna, pero en el minuto 90 te cae adelante y no podés fallar. Por eso se caracterizan los mejores delanteros argentinos. Lavezzi en su momento, Higuaín, Palacio, Icardi, Tevez. Todos están en un tremendo momento. Cada liga tiene su atractivo. La española es la más linda por cómo juegan, la italiana la más dura, la Premier es una mezcla de todas un poco y la alemana está cada día mejor y me gusta mirarla.

-¿Qué otros jugadores te impresionaron en Europa?

-El primero, Gilardino, porque lo tuve como compañero en Genoa. También me tocó enfrentar a Ibraimovich, que me impresionó. A Totti lo había visto por tele y verlo en vivo es otra cosa. Como delanteros, ellos dos me impresionaron y Thiago Silva, como defensor, me parece que es tremendo.

-¿Y Chile?

-Otra gran experiencia de vida. Y en lo deportivo, Chile me dio la confianza de saber que podía jugar en la Primera división. En un equipo grande como el que jugué (Universidad Católica) pude demostrarme a mí mismo que podía ser alguien en el fútbol.

-Después de todo este crecimiento, ¿querés volver a Europa como una especie de revancha?

-Querer volver a Europa siempre está latente. Uno quiere estar en las mejores ligas del mundo, pero no tengo sed de revancha, lo que quiero es volver a estar entre los mejores. Porque estuve en Italia y la pasé bien y me gustó mucho jugar en el Calcio. Pero la verdad es que estoy muy bien acá y si no llegase a volver a Europa no siento que me haya quedado algo pendiente. Pero es mentira si digo que no me gustaría volver, porque sé que ayuda desde lo económico, uno crece deportivamente estando en el alto nivel y hasta ayuda, si existe alguna vez una chance, de estar bajo la mirada de la Selección. Sería mejorar en mi carrera.

Encuesta del día

¿Cómo calificarías la actuación de Argentina en las Eliminatorias?

Artículos relacionados