thumbnail Hola,

La dirigencia de Racing, encabezada por el flamante presidente Víctor Blanco, dialogó con varios candidatos. Por ahora, Reinaldo Merlo es el que más chances tiene.

La renuncia de Carlos Ischia tras la derrota del domingo ante Atlético de Rafaela dio paso a una catarata de nombres propios que comenzaron a superpoblar la lista de candidatos para dirigir a Racing. El lunes se decidió que el entrenador interino sea Nacho González, mientras los dirigentes se ponen de acuerdo para elegir al nuevo técnico.

Como cada vez que está vacante el puesto, Reinaldo Merlo y Osvaldo Ardiles aparecen como variantes por el simple hecho de que ya conocen el club: el primero fue campeón como DT, mientras que el segundo fue ídolo como jugador y también lo dirigió. No obstante, según trascendió, los primeros apuntados por la dirigencia fueron Antonio Mohamed, recién salido de Huracán, y Rodolfo Arruabarrena, actualmente en Nacional de Uruguay; la respuesta de ambos fue negativa.

Los manotazos de ahogado no lograron aferrarse a nada firme, y fue allí donde los dirigentes pararon la pelota y a anunciaron lo de Nacho González. El hotel Savoy, en el centro de la Capital Federal, fue punto de encuentro con distintos aspirantes al puesto, mientras también se descartaba la opción de Julio César Falcioni, que supuestamente había presentado la renuncia el lunes por la noche, algo que al otro día desmintió Roberto Bugallo, presidente de All Boys. También Luis Segura, máximo dirigente de Argentinos Juniors, le cerró la puerta a una posible negociación por Ricardo Caruso Lombardi.

Los dirigentes hablaron con Merlo -por ahora el que más cerca está- y también con un ayudante de Ardiles, ya que él no está en el país; por este motivo, ya perdió terreno desde el inicio. Sobre el final del día, también se presentó al casting Guillermo Rivarola, que jugó en Racing en 2003 y lo dirigió entre 2004 y 2005. Además de las reuniones, también contactaron a Roberto Sensini, que había sido candidato tras la salida de Zubeldía, y a Diego Cagna que dejó de ser el técnico de Tigre en la sexta fecha de este Torneo Inicial.

Con todas las carpetas en mano, es probable que este miércoles salga el nombre elegido para encausar este barco que navega a la deriva, con un plantel a bordo supuestamente rico que se contagió del caos institucional y perdió la identidad. Igualmente, los hechos prueban que todavía falta seriedad: primero el presidente Víctor Blanco aseguró que se buscaba un entrenador "de entre 30 y 50 años", de la línea de Zubeldía, y luego apareció la extensa lista con candidatos de diferentes edades, pero por sobre todo, de estilos muy distintos.

Relacionados