thumbnail Hola,
Gago, en sus primeros entrenamientos en Boca, recuperándose del desgarro que sufrió en Vélez.

A cuidar las piernas

Gago, en sus primeros entrenamientos en Boca, recuperándose del desgarro que sufrió en Vélez.

Fernando Gago Boca Juniors entrenamiento

Otra vez un desgarro, otra vez la pierna derecha. Fernando Gago estará tres semanas afuera de las canchas. Cronología de sus lesiones, desde Real Madrid hasta Boca.

Boca y Fernando Gago. Una relación que en el pasado dio sus buenos frutos y que empieza a generarlos nuevamente en el presente. Pero también los une otro aspecto: las lesiones. Claro, a la ya incontable cantidad de jugadores que han ido quedando al margen en esta nueva etapa de Carlos Bianchi, hay que sumarle, una vez más, la baja de Pintinta.

Pero esta vez no sería justo caerle al cuerpo técnico o médico, ya que el volante había llegado a La Boca con una distensión fibrilar en la pierna derecha de sus tiempos en Vélez, de la cual se pudo recuperar en el club de La Ribera. Sin embargo, el problema persiste: otra vez un desgarro, otra vez en la diestra.

Sus problemas musculares iniciaron hace tiempo, durante su paso por Real Madrid. Tras una temporada exitosa, la 2007/08, en la cual logró consagrarse campeón, pasó a ser indiscutido en el equipo hasta que en el José Mourinho llegó al club. Allí empezaron los problemas, la irregularidad y una cantidad insólita de lesiones, que incluyeron varios desgarros y hasta un esguince severo de ligamento lateral en su rodilla izquierda, que estuvo cerca de ser una rotura.

El Merengue lo cedió a Roma, en donde logró recuperar algo del brillo perdido, jugando casi todos los partidos de la Serie A, y un año más tarde pasó a Valencia, donde perdió su puesto nuevamente por sus problemas físicos y comenzó la operación retorno, en búsqueda de más minutos para no perder ritmo de cara a Brasil 2014.

Durante los primers seis meses del 2013, Gago jugó nueve partidos de los 29 que disputó el conjunto de Liniers entre copa y campeonato. Tardó en adaptarse al duro fútbol sudamericano y, primero ante Peñarol y luego ante Independiente, el mediocampista sufrió más de lo esperado.

En el Xeneize se ausentó durante las primeras cuatro fechas, tras resentirse de aquel desgarro en la Súper Final ante Newell's y, una vez recuperado, no faltó a ningún compromiso (no estuvo ante Olimpo, pero porque estaba convocado para el partido ante Paraguay, que también pudo disputar).

A pesar de sus constantes lesiones, desde que Sergio Batista le dio la titularidad en la Copa América 2011, no volvió a largar su puesto en el centro de la cancha de la Selección Argentina, siendo una fija para Alejandro Sabella en cada partido importante, ya sean amistosos o por Eliminatorias.

De todas maneras, tendrá que cuidarse: falta sólo un año para el Mundial y sus cualidades parecen no tener un reemplazo adecuado. Ya lo dijo el mismo Bianchi: "Fernando debe pensar en la Copa del Mundo".

Encuesta del día

¿Quién fue la figura del Superclásico?

Artículos relacionados