thumbnail Hola,

Goal se mete dentro del partido entre Estudiantes y Gimnasia, que se disputará el domingo en el Estadio Ciudad de La Plata. Enterate de todos los detalles.

Después de dos años y medio, Estudiantes y Gimnasia volverán a cruzarse en el clásico platense del domingo. El Estadio Ciudad de La Plata –conocido como Estadio Único-, será el escenario de una fiesta futbolera que solamente podrán disfrutar desde adentro los socios del León, el equipo local.

El partido entre los dirigidos por Mauricio Pellegrino y los de Pedro Troglio comienza a las 16:15 y horas antes, desde las 13, la Reserva de ambas instituciones obrará como preliminar. Sin embargo, los que trabajan para que el evento se lleve adelante, ya lo juegan hace rato.

Un estadio

El movimiento comenzará en horas de la mañana. Aunque las puertas del estadio se abrirán recién a las 13 –para ese mismo horario está previsto el partido de Reserva-, en las boleterías continuará la campaña de inscripción de socios del León, ya que sólo de esta forma podrán acceder a las tribunas y plateas. Además, empleados del Único y utileros de los clubes llegarán temprano.

Más tarde, los 600 policías de la Bonaerense que trabajarán en el operativo, según informó APreViDe, ocuparán el predio de 25 y 32 a las 12 para recibir a los espectadores una hora más tarde.

El partido de reserva debe terminar al menos una hora antes del inicio del de Primera, porque entre ambos juegos se pasará la máquina que aplana el césped y luego regarán la cancha, algo que ya sucede en casi todos los escenarios del fútbol argentino.

Algo que también ya es costumbre en el Torneo Inicial es la prohibición de los hinchas visitantes. El domingo, entre las dos tribunas populares y plateas, habrá lugar para 36 mil hinchas de Estudiantes, sin contar los palcos, que sumarán varios centenares más de fanáticos de Juan Sebastián Verón y compañía. Por el lado de Gimnasia, serán sólo 37 los dirigentes con entradas de protocolo. Ni siquiera se podrán quedar los jugadores del plantel de la Reserva. Sí, una locura.

Matías Sejem, Director Ejecutivo de la Agencia Administradora del Estadio Ciudad de La Plata, le contó a Goal que “alrededor de 155 empleados trabajarán en el Estadio durante el día del partido. 20 en mantenimiento, 25 en limpieza, 30 en infraestructura y otros 80 serán los encargados de la seguridad privada”.

El monstruo de 25 y 32 contará con “cuatro vestuarios a disposición de los planteles de Primera y Reserva; dos grupos electrógenos; 25 cámaras de monitoreo coordinadas con el seguimiento municipal realizado desde la autopista hasta los accesos; dos mil metros de vallado; dos unidades de shockroom con personal médico y la joyita de la casa, las cuatro pantallas LED que antes del encuentro ofrecerán imágenes de fotógrafos de la ciudad tomadas en clásicos anteriores”, agregó quien el próximo sábado 28 de septiembre tendrá que tener todo listo para el partido entre Los Pumas y los All Blacks por el Rugby Championship, a disputarse en el mismo escenario.

Por su parte, las redes, los banderines de los córners y las pelotas las provee Estudiantes, local en el partido. En cambio, del manejo de las pantallas LED –muestran el tanteador, publicidad y las formaciones- se encarga un técnico del estadio. Además, para el domingo estarán disponibles la confitería y los seis puestos de comida rápida.

LOS NÚMEROS
El clásico platense sólo contará con la presencia de los hinchas de Estudiantes.
6

Los pares de botines que los utileros le suelen llevar a Fernando Monetti, arquero de Gimnasia, a cada partido.

13

La hora en la que se abrirán las puertas del estadio. Desde las 10 estarán funcionando las boleterías para que únicamente socios de Estudiantes puedan adquirirlas.

37

Los dirigentes de Gimnasia que tienen permitido el ingreso protocolar al clásico. No podrán quedarse ni los jugadores de la Reserva.

155

Los empleados del Estadio para el domingo. 20 en mantenimiento, 25 en limpieza, 30 en infraestructura y otros 80 encargados de la seguridad privada.

600

Los efectivos policiales que estarán custodiando la seguridad. Los mismos pertenecen a la Policía Bonaerense.

Dos equipos

La AFA designa durante la semana las camisetas que se usarán cada domingo. En el clásico ambos equipos jugarán con sus vestimentas tradicionales, utilizando Estudiantes shorts y medias negras. Así, las utilerías preparan el material para cada partido con dos mudas de ropa y cinco pares de botines por jugador, como mínimo. A eso le suman toallas, bebidas, frutas, más vestimenta y calzado para la entrada en calor y para el banco de suplentes, teniendo en cuenta el estado del tempo.

“Este domingo Estudiantes llevará al estadio 20 pelotas reglamentarias”, le cuenta a Goal Leo Mansilla, parte del staff Pincha. “Soy un nexo entre los jugadores, el cuerpo técnico y los árbitros”, se presenta, quien no puede olvidarse de llevar el domingo consigo los DNI para que los jugadores firmen la planilla antes del partido.

Los planteles de primera estarán arribando alrededor de las 14.30 y se encontrarán, como es la costumbre, con los vestuarios perfectamente acomodados según el gusto de los jugadores y las normas de cada grupo. “En Estudiantes nos gusta que unos usen manga corta y otros manga larga”, comenta Mansilla entre risas.

Por su parte, los utileros del Lobo, dice Emiliano Silva, llegarán a las 11 al Ciudad de La Plata. Entre bebidas isotónicas y hasta calzoncillos, estarán los seis pares de botines del Mono Monetti, el más fanático del calzado, que tras la entrada en calor se cambia los zapatos y juega con otros distintos.

“Los botines -agrega el compañero de Leandro y Omar-, se los compran los jugadores. Algunos tienen contratos y otros simplemente prefieren modelos más modernos y livianos que los  que provee la marca que viste al club”.

“El laburo empieza a las 7 de la mañana en Estancia Chica y termina en el mismo lugar, por la noche, limpiando los botines y dejando la ropa lista por si deciden entrenarse el lunes”, finaliza Emi, quien no se queja por la cantidad de horas.

Ahora, solo falta que ruede la pelota. Que aunque a veces no parezca, sigue siendo lo más importante de este juego.

Artículos relacionados