thumbnail Hola,

Ramón Díaz adelantó la conferencia de los martes para explicar lo que ayer no explicó en el Nuevo Gasómetro. El DT hizo autocrítica futbolística pero no se olvidó de los árbitros.

Ayer, no. Hoy, sí. Ramón Díaz adelantó la conferencia de prensa de los martes para explicar lo que no explicó luego de la derrota de River contra San Lorenzo. Y el Pelado, fiel a su estilo, aunque con ánimos de no polemizar, no dejó tema sin abordar.

Fue autocrítico, como casi nunca. Asumió las culpas por el flojo rendimiento del equipo, que suma apenas cuatro puntos y que este lunes podría quedar anteúltimo (si gana Olimpo). “Sé dónde estoy, las presiones que existen. Asumo todas las responsabilidades porque yo fui el que armó el equipo. Porque fui yo el que decidió jugar con Fabbro, Teo y Mora”. Y extendió la crítica hacia sus dirigidos: “Hay que mejorar de mitad de cancha para adelantar y tenemos que mejorar urgentemente. Tuvimos problemas en el manejo, tenemos que aguantar más la pelota adelante. Hacía mucho tiempo que no tenemos un arranque así, no era lo planificado, para jugar en River tenés que jugar mucho mejor”.

Recurrió “la mitad de la cancha” como centro de su diagnóstico negativo. En ese sector de la cancha siente que le está faltando jerarquía al equipo. Lo consultaron por Jonathan Fabbro y no omitió su diagnóstico ni lo suavizó con “peros” elogiosos: “Seguramente que tiene que mejorar, el ritmo que tenemos acá en Argentina es muy dinámico, distinto al que traía él de Paraguay. Me gustó mucho cuando jugó de media punta y Manu (Lanzini) fue el conductor”. ¿Se vienen cambios, Ramón? “Es probable. Contra San Lorenzo tenemos que armar un planteamiento como el del partido de ida. No podremos contar con Teo y Fabbro pero tenemos muchos jóvenes que están preparados para jugar”.

Uno de los temas de la fecha fue el penal que Marcelo Barovero le atajó a Julio Buffarini, pero que el árbitro Darío Herrera hizo repetir, a instancias del juez de línea por el supuesto adelantamiento del arquero de River.

“Primero, no fue penal; y segundo, no se adelantó. Son fallas muy graves en un clásico tan importante. Es muy evidente porque todo el mundo lo ve. Es la última vez que voy a opinar sobre los árbitros. A mí me gusta cuando me ganan bien, cuando son superiores a mi equipo”.

“Ustedes, los periodistas, vieron lo que pasó en el partido. Estas cosas me preocupan. Vamos a tener mucha más atención. Vamos a ser muy puntuales en tomar los recaudos necesarios para los próximos partidos”, remató.

Por último desdramatizó su decisión de cerrar la cuenta de Twitter (“para estar concentrado únicamente en el equipo”), les agradeció a los hinchas que lo apoyan y dejó en claro que el objetivo sigue siendo pelear el título: “Recién está empezando el campeonato”.

Relacionados