thumbnail Hola,

Entre dudas y pedidos de renuncia, finalmente la CD decidió echar a Zubeldía del club tras cuatro torneos al frente del equipo. Los números tampoco lo acompañan.

Era un semestre para comenzarlo, y por supuesto terminarlo, a todo trapo. Porque Independiente está en la B, porque el club está acomodado económicamente, porque se encontró cierta estabilidad futbolística, porque los pibes la están rompiendo y porque se podría decir que, si bien no fue el más lucido en el mercado de pases, incorporó algunos jugadores interesantes. Pero no, Racing arrancó para atrás este Torneo Inicial, con tres derrotas y un empate (más la caída ante Lanús por la Copa Sudamericana), y la Comisión Directiva decidió echar a Luis Zubeldía.
Zubeldía sacó 73 puntos de los 153 disputados por torneos locales, lo que arroja un 47% de eficacia en la Academia.

Ya desde el final del campeonato pasado, la continuidad del ex técnico de Lanús estaba en duda. No convencía ni a la gente, que tenía una relación de amor y odio con el DT, ni a cierta parte de la dirigencia. Pero, como el fútbol argentino suele ser resultadista, las tres victorias consecutivas en las últimas fechas, junto con la clasificación a la Copa Sudamericana y el pedido de los futbolistas, desde Sebastián Saja hasta los juveniles, hicieron que la CD repensará una situación que parecía estar terminada y le renovaron el contrato por una temporada más.

Lo cierto es que se veía venir que, si no lograba un inicio positivo, los rumores sobre el final de su ciclo en la Academia iban a volver a cobrar fuerza. Y así fue, porque las dos duras derrotas ante Arsenal, San Lorenzo y Tigre, más la caídas ante Lanús en el partido de ida por la Sudamericana, volvieron a abrirle la puerta de salida.

Zuebeldía está en el club desde abril del 2012, cuando sucedió a Basile en el cargo tras la derrota por 4 a 1 ante Independiente en el clásico de Avellaneda. A partir de allí, logró llegar a la final de la Copa Argentina de ese mismo año, donde cayó con Boca. También se metió en la Copa Sudamericana, pero quedó eliminado en primera ronda ante Colón, y en el Clausura terminó 17°, con 19 puntos. Su mejor campaña, hasta ahora, la hizo en el pasado Torneo Inicial: sacó 33 puntos, peleó casi hasta el final y terminó 5°, junto con el Xeneize.

El dato frío habla de 59 partidos dirigidos en total (hasta la fecha, contando copas y torneos), con 22 victorias, 14 empates y 23 derrotas, mientras que en cuanto a eficacia en los torneos locales, consiguió 73 puntos de los 153 disputados en 51 partidos, que arroja un porcentaje de 47%. Flojos, pero parejos. No fueron suficientes para un torneo donde el resultado te dice si sos bueno o malo.

Artículos relacionados