thumbnail Hola,

Ramón se mostró enojado por las trabas con los pases de los delanteros y explicó que a ellos "sí se los puede exigir". Se hizo cargo de las críticas y aseguró que van a mejorar.

Ramón está ansioso y, en sus propias palabras, "un poco caliente". Es que no le gusta que su River sea criticado, a pesar de que entiende que están jugando mal, y, por eso, se quejó, y aprovechó para meter un poco de presión, por la tardanza en las habilitaciones de Teo Gutiérrez y Mora. "Ellos pueden cambiar 100% este equipo, a ellos sí los podemos exigir e imponerles determinado nivel", explicó.

"Los dirigentes pusieron todo para que estén, pero los inconvenientes impositivos son los que traban la situación. Hay muy pocos equipos que hayan terminado con todas las negociaciones", tiró Díaz, que quiso desligar a la CD, para no generar aún más polémica. Por ahora, el DT concentrará a ambos delanteros, que convirtieron en la práctica de esta mañana, para el partido contra San Lorenzo del próximo jueves por la Copa Sudamericana.

También defendió a Gio Simeone, de quien afirmó que si hubiese metido la situación que tuvo, hoy la situación sería distinta, pero que a pesar de eso entiende las críticas que se le han hecho al equipo: "Esto es River. Está muy parejo. Muy intenso. Todos se defienden, se arriesga muy poco, se crean pocas situaciones. Hay muchos equipos que todavía no saben a qué jugar. Nosotros queremos tener un rendimiento muy superior al que tenemos ahora. Hay cosas para mejorar y hasta que no las mejore voy a seguir enojado".

Finalmente, aseguró que no va aceptar un no por Menseguez, la sorpresa con la que salió hace algunos días, dijo que les está faltando convertir y que "vamos a intentar seguir jugando, porque ese es nuestro estilo y es lo que hablamos con los jugadores".

Artículos relacionados