thumbnail Hola,

El capitán xeneize amaneció con fiebre y no pudo estar en la práctica matutina. Si no llega para el partido ante Rafaela, Carlos Bianchi cambiaría el esquema táctico.

Malas noticias para Boca. Cuando Carlos Bianchi se disponía a repetir el equipo por tercera vez consecutiva, surgieron problemas nada menos que con Juan Román Riquelme, el alma del Xeneize, que tras jugar mal y ganar frente a Belgrano, mejoró pero perdió ante Newell´s. Para el domingo, cuando reciba a Rafaela (18:10hs), está en duda el capitán, que amaneció con fiebre y no pudo entrenarse a la par de sus compañeros.

Román, de buen partido ante los rosarinos, ni siquiera fue a Casa Amarilla y faltó al primer ensayo de fútbol. Si la fiebre baja rápido y logra descansar, aseguran desde su entorno que jugará en La Bombonera. Pero dependerá de la evolución de su gripe en las próximas horas.

En caso de que no llegue, Carlos Bianchi debería cambiar el esquema, ya que el otro jugador del plantel que puede ocupar el sector de Riquelme en el campo es Leandro Paredes, que se recupera del patadón sin sentido que le pegó Agustín Orión en un entrenamiento y le rompió los ligamentos. Sin JRR, Boca jugaría con un 4-4-2.

El reemplazante en la práctica de hoy fue Joel Paredes, aunque la lista de concentrados saldrá recién el sábado. Otra opción que maneja el entrenador es la de Cristian Erbes, quien podría acomodarse sin problemas al lado de Ribair Rodríguez. Sin embargo, más allá de las especulaciones, Riquelme no está descartado y si mejora Boca repetirá dibujo y nombres.

Relacionados