thumbnail Hola,

El árbitro que perjudicó a Belgrano frente a Boca denunció llamadas y mensajes amenazantes contra él y su familia. "Son números con prefijo de Córdoba", declaró.

El caso Maglio sigue sumando capítulos. Luego de haber tenido una pésima actuación en la victoria de Boca sobre Belgrano por 2 a 1 en Córdoba; y reconocer los errores, el árbitro de 48 años denunció que recibió “llamadas y mensajes de texto con amenazas de muerte”.

“No tuve más alternativas que realizar la denuncia. Tengo el teléfono intervenido. Las amenazas fueron para mí y varios integrantes de mi familia, porque una página de internet publicó nuestros teléfonos”, dijo el viernes por la mañana en comunicación telefónica con Sportia. Además, aseguró que guardó los números de las llamadas y “tienen prefijos cordobeses”.

La actuación de Carlos Maglio el miércoles por la noche desató la polémica y la bronca de los hinchas de Belgrano. Fue un partido muy curioso, con al menos cinco jugadas polémicas entre penales y fueras de juego en el primer tiempo. “Yo me tengo que hacer responsable de mis errores. Soy el máximo responsable. Fui injusto con Belgrano.”, admitió el juez, poco ayudado por sus asistentes –principalmente Ariel Scime–, cuando vio las jugadas por televisión.

Mientras Maglio resuelve con la Policía el tema de las amenazas, se especula con que será suspendido y no podrá dirigir en la próxima fecha. “Me banco lo que venga”, había avisado, siempre refiriéndose a lo profesional. “Parece que uno no puede equivocarse, fue sin intención”, resaltó, preocupado por las amenazas.

Artículos relacionados