thumbnail Hola,

Carlos Maglio salió a dar la cara luego del polémico Belgrano-Boca. El árbitro reconoció que se equivocó: ''Fue un partido totalmente atípico, hubo diez jugadas complicadas''.

La voz más esperada. Carlos Maglio, después del Belgrano-Boca que será recordado por las polémicas, por los dos goles mal anulados al equipo cordobés, los penales no sancionados y las acusaciones de los locales, salió a dar la cara y asumió las responsabilidades que le tocan.

“Me sentí injusto. Uno siempre sale de la cancha convencido de que lo que hizo lo hizo bien. Ahora, después, si todos opinan lo contrario, uno no puede ser tan necio: si todos opinan que me equivoqué no puedo decir que no me equivoqué. Siento que no fui justo. Cuando uno priva a algún equipo de algo que merecía siente que cometió una injusticia”, contó el árbitro en diálogo con Radio la Red.

“Yo no me voy a inmolar por esto, lo que tengo que hacer es aprender de esto’’, había dicho Maglio una hora después del pitazo final. Este jueves, con las revoluciones por el piso, reflexionó: “Fue un partido totalmente atípico, diez jugadas complicadas en quince minutos. De los goles anulados no puedo decir mucho ni evaluar demasiado en ese momento, tengo que morir con lo que me marca el asistente, que está para eso y está mejor ubicado que yo”.

Sobre los penales que debió haber sancionado en favor de Belgrano cuando el partido estaba 1 a 1, opinó: “Hay un toque a Sebastián Carrera, pero es él quien propone el contacto. En la mano de Marín considero que el futbolista de Boca no tiene intención de tocar la pelota, gira y se cubre la cara’’.

“Si me equivoqué fue sin Mala intención, pido perdón si perjudiqué a alguien. Me voy a bancar la que venga. Ayer no pude dormir, me costó mucho, soy un árbitro grande y no me gusta cometer errores”, cerró.

Artículos relacionados