thumbnail Hola,

El delantero uruguayo fue autocrítico y avisó que quiere "revertir la situación". Se quejó del vestuario, porque "no se habla" y aseguró que no iría a River.

Santiago Silva tuvo un mal campeonato. Como todo Boca. Sin embargo, sus antecedentes como goleador le ofrecen algunas puertas abiertas. “Si pagan lo que nosotros consideramos que vale, y el futbolista está dispuesto, no tendría problemas”, declaró ayer Daniel Angelici, presidente del Xeneize, sin importarle que uno de los posibles destinos sea nada menos que River.

Elogiado por Ramón Díaz y pretendido también por Lanús, San Lorenzo y Gimnasia, el Pelado agradeció a Ramón Díaz por el interés y confesó que Guillermo Barros Schelotto quiso hablar con él, pero se cansó de tantos rumores y dio su opinión: “Mi idea es revertir la situación en Boca. No iría a River ni estoy pensando en otros clubes de Argentina”. Clarito.

El delantero le dijo a Rock & Closs que vive “el mismo momento” que el club y que de esos malos momentos “se sale hablando”. Pero también se quejó de que “en el vestuario no se habla” y que algunos compañeros se quieran ir del club.

“El del vestuario es un tema complicado. Hay cosas que no aportan. Acá hay que juntarse y tirar todos juntos", continuó el uruguayo, con bronca. "Me han tocado jugar partidos con muchos chicos y las cosas no han salido. Estamos en un momento en el que no se puede revertir la situación", agregó.

"No creo que haya que traer demasiados refuerzos. En el semestre anterior no estaba Carlos (Bianchi) y se hicieron las cosas bien. Hay un buen plantel", finalizó Silva, que además elogió a sus competidores por el puesto: Nicolás Blandi y Lucas Viatri.

Artículos relacionados