thumbnail Hola,

La relación de amor y odio con Zubeldía parece no tener fin. El DT necesitará dos victorias para asegurar la continuidad en su cargo a pesar del deseo de Cogorno de renovarle.

El paso de Luis Zubeldía por Racing ha sido, al menos, tormentoso. Una relación de amor y odio con los hinchas se suma a la división en la dirigencia académica y la banca de un sector sobre la negativa del otro. Por eso, hoy su continuidad reside en la posibilidad de los resultados que obtenga en las últimas dos fechas del torneo.

Dos semanas atrás, Zubeldía estaba más afuera que adentro. Si bien no pareció tanto debido a la reacción de la gente, la realidad marca que la derrota con Quilmes había calado hondo por Avellaneda. Críticas, declaraciones cruzadas y acusaciones debilitaron al técnico y al grupo. A eso, se le suman los cuestionamientos sobre Mario Bolatti y José Sand, dos refuerzos que él pidió y que no rindieron lo que se pretendía, y el bajo rendimiento del equipo en general. El conjunto suma tan sólo 23 puntos, tiene 20 goles a favor y 17 en contra.

El DT se escuda detrás de los logros de su gestión. El afianzamiento de los juveniles que él subió a primera, caso Ricardo Centurión, Luis Fariña, Luciano Vietto, Rodrigo De Paul, entre los más destacados, y la posibilidad de hacer la mejor campaña desde la temporada 2004/05 son los principales argumentos del entrenador para defenderse de los ataques de sus detractores. De ganar los próximos dos partidos, la Academia llegaría a 29 puntos y a 62 en la temporada y ya se encuentra clasificado a la Copa Sudamericana.

Sobre esto, los protagonistas se hicieron escuchar. Sebastián Saja y Fernando Ortiz, dos referentes del plantel, salieron a bancar a Zubeldía y pidieron por su continuidad en nombre de todos los jugadores. Cogorno, máximo responsable de la decisión, reveló que su deseó es que continúe. "Tuvimos un año positivo, no dudamos de su trabajo", tiró el presidente. Contradictorio, ya que hacía unas semanas ya se hablaba de un reepmplazante: Falcioni, Ardiles y Sava eran los nombres que sonaban fuerte.

En definitiva, una vez más el futuro de un técnico recae sobre los resultados y no sobre el convencimiento de un proceso exacto. Si Zubeldía obtiene estas dos victorias consecutivas tomará aire y podrá seguir en su cargo. Si cae derrotado, lo más probable es que no le renueven el vínculo.

Encuesta del día

¿Qué equipos descenderán al final del torneo?

Artículos relacionados