thumbnail Hola,

En el Clausura 2010, con Pompei, sacó 20 puntos, los mismos que podrá sumar en el Final si es que gana los dos partidos restantes. Aquel equipo acumuló cinco triunfos; este, dos.

Tan cierto es que Carlos Bianchi es un intocable para los hinchas de Boca. Tan cierto es que la actual campaña del equipo es la peor en torneos cortos de la historia Xeneize. Paradojas que nadie esperaba: el más ganador, protagonista de la película menos laureada.

La derrota del domingo ante Racing en el Cilindro de Avellaneda dejó a Boca condenado a, cuanto mucho, repetir la que fue su peor campaña desde que se juegan los torneos cortos. En el Clausura 2010, hace tres temporadas, el equipo que dirigía Roberto Pompei terminó en la posición 16, con 20 puntos, los mismos que sumaría si gana los dos partidos restantes del Torneo Final.

Las diferencias entre aquella y esta campaña empeoran el contexto actual. En ese Torneo Clausura, Boca, que empezó siendo dirigido por Abel Alves, ganó cinco partidos. En 17 fechas del Torneo Final este equipo acumula solamente dos triunfos (vs. Quilmes y Colón). No alcanza esa cantidad ni ganándole a Arsenal y Godoy Cruz, sus próximos rivales.

''No nos da placer el hecho de poder queda últimos'', dice Bianchi sobre esta posibilidad que podría darse si hoy Argentinos le gana a San Lorenzo. Al margen de la posición en la que termine el equipo, nada servirá como maquillaje de esta realidad inesperada, preocupante. Boca ya no tiene objetivos por cumplir para lavar su imagen.

Números que preocupan
   Triunfos
Derrotas Empates  Goles a favor Goles en contra
2 7 8 11 28

En el 2010 no jugó la Copa Libertadores. La doble competencia fue uno de los argumentos del entrenador cada vez que le tocó analizar el rendimiento de su equipo en el certamen local. En ese torneo sí le ganó el Superclásico a River, para seguir citando diferencias, 2 a 0 con goles del chileno Gary Medel y convirtió 28 goles (en este lleva 11). Pero le hicieron 35 (en el actual, 28, es el equipo más goleado).

Otro dato emparenta ambas campañas: la excesiva cantidad de expulsados. En 2010 le echaron a nueve futbolistas. En lo que va del Torneo Final sufrió seis expulsiones (Caruzzo -dos veces-, Cellay, Burdisso, Magallán y Sánchez Mino).

Boca sabe lo que es ocupar el último puesto, al menos transitoriamente. En 1949 abandonó ese lugar recién en la fecha 25, a nueve partidos del final del campeonato. En el Metropolitano de 1980, el equipo dirigido por Antonio Rattín remontó sobre el final del certamen y se escapó del fondo de la tabla, lugar que había transitado a mediados del torneo. Incluso con el actual entrenador llegó a tocar fondo, tras caer en la 6ta fecha del Clausura 2001, ante Almagro por 1 a 0 en la cancha de Ferro.

Artículos relacionados