thumbnail Hola,

Gerardo Martino dijo para él este no es su trabajo sino su casa y que le molestaría no obtener algún título por "el esfuerzo de los jugadores, que se lo merecen".

Gerardo Martino va por todo. Ya no le importa el descenso, ese objetivo lejano por el cual llegó al Newell's y ahora sueña con ganar algún título de los tres que disputa en el último semestre que estará en el club. "Me dolería no ganar nada, más que nada por los jugadores, que son los que se lo merecen".

En una entrevista en el programa Indirecto, el Tata dijo que "este es el mejor equipo que dirigí a nivel tenencia y elaboración" y que, a pesar de irse cuando finalicen las tres competencias, "este proceso, a nivel fubolístico, no está terminado".

De cualquier forma, aseguró que se retirará del club cuando la Lepra ya no compita más en ningún frente: "Para nosotros Newell's no es un trabajo sino nuestra casa. Necesitaba respuestas y la necesidad era de tres torneos de 30 puntos, que fue el plazo establecido", y agregó que no le gustaría irse apurado o mal por resultados que pueden no dársele en un futuro cercano. Hasta se mostró triste por no poder tener la chance de dirigir el clásico rosarino (la única chance que tuvo terminó suspendida por actos de violencia en la previa).

En cuanto a la Copa, Martino aseguró que lo ilusiona tener la posibilidad de ganarla, pero entiende los riesgos que eso contrae y la dificultad del certámen. "A medida que te encontrás más cerca del final, te vas entusiasmando. Igual, somos concientes de que falta mucho y asumimos el riesgo". De Boca, su próximo rival, afirmó que es el equipo con más tradición en la Libertadores, pero que lo prefieren para evitar viajes a otros paises.

Artículos relacionados