thumbnail Hola,
Más descriptivo, imposible. Bianchi festejando en 1998 y ahora agarrándose la cabeza en 2013.

Bianchi vs. Bianchi

Más descriptivo, imposible. Bianchi festejando en 1998 y ahora agarrándose la cabeza en 2013.

Getty

El Virrey suma ya 12 partidos sin ganar en el Torneo Final y ahora se encuentra en una lucha contra su exitoso pasado.

Carlos Bianchi vive hoy un presente que jamás imaginó que podía a pasar. Un poco por las expectativas que tenía por los jugadores que tenía el club, junto con los refuerzos que él decidió traer, y otro poco por el pasado, lleno de laureles y gloria, que tuvo en el fútbol argentino y, particularmente, en Boca. Por eso, en el fondo, él es conciente de que esta es una lucha de Bianchi contra su propio pasado.

El Virrey arrancó en el club de la Ribera allá lejos, por 1998. El Xeneize venía de una campaña irregular, de mitad de tabla y de pocos puntos, mientras que el DT llegaba de su excursión por Roma, en donde no le fue nada bien. Peleas con la dirigencia por las horas de entrenamiento y encontronazos con un tal Francesco Totti hicieron que su paso por Italia con pena y sin gloria.

Ese primer campeonato con la azul y oro fue amor a primera vista. Ganó el Torneo Apertura invicto, de palo a palo, con 13 partidos ganados y seis empatados. Allí comenzaría, aparte, el récord de 40 partidos invicto y fue donde se afianzaron ídolos como Martín Palermo, goleador con 20 goles de ese Apertura, los mellizos Barros Schelotto y la llegada los colombianos Córdoba, Bermúdez y Serna, mientras que por otro lado agarraba más ritmo un juvenil Juan Román Riquelme.

La historia hoy es diametralmente opuesta. Boca lleva, contando el partido con San Lorenzo, 12 partidos sin ganar en el Final (su última victoria fue en la primera fecha ante Quilmes), en lo que es el peor arranque de la historia del club, superando aquel récord de 1957. El equipo puede terminar la fecha último junto con Argentinos, si gana, y ya tiene la valla más vencida del torneo junto con Colón, que tiene un partido menos. Hoy, ni siquiera sus incorporaciones lo ayudan: el Chiqui Pérez tiene un bajo rendimiento, Ribair Rodríguez sigue lesionado y el Burrito Martínez aún no pudo explotar. Los jóvenes son lo único positivo, pero que muchos de ellos comenzaron a jugar y a demostrar en la era de Julio César Falcioni.

Lo único que puede salvar este pobre semestre de Bianchi es su especialidad: la Copa Libertadores. Y él lo sabe, por eso apunta todos sus cañones allí y espera poder pasar a la siguiente etapa. En cualquier caso, el Virrey tiene una de esas tarjetas doradas, a las cuales nunca se les acaba el saldo y se pueden seguir usando siempre. Porque ese es el crédito que le dan los hinchas y es el que él supo ganarse hace una década atrás.

APERTURA 1998 - TORNEO FINAL 2013

Ferro 2 - Boca 4 1ra fecha
Boca 3 - Quilmes 2
Boca 3 - Gimnasia (J) 2 2da fecha
Tigre 0 - Boca 0
Boca 2 - Argentinos 2 3ra fecha
All Boys 2 - Boca 0
Gimnasia (LP) 0 - Boca 0 4ta fecha
Boca 1 - Unión 3
Boca 6 - Huracán 2 5ta fecha
Atl. Rafaela 1 - Boca 1
Belgrano 2 - Boca 4 6ta fecha
Boca 1 - Argentinos 1
Boca 2 - Newell's 0 7ma fecha
Independiente 1 - Boca 1
Racing 1 - Boca 1 8va fecha
Boca 0 - Lanús 0
Boca 3 - Platense 0 9na fecha
San Martín (SJ) 6 - Boca 1
Colón 0 - Boca 3 10ma fecha
Boca 0 - Belgrano 0
Boca 2 - Vélez 0 11ma fecha
Estudiantes 1 - Boca 0
River 0 - Boca 0 12ma fecha
Boca 1 - River 1
Boca 3 - Estudiantes 0 13ra fecha
San Lorenzo 3 - Boca 0

Artículos relacionados