thumbnail Hola,

El volante de Boca, que ayer no pudo completar el Superclásico, constató mediante estudios médicos que padece un desgarro en el isquiotibial de su pierna izquierda.

Cuando ayer en La Bombonera el reloj marcaba los 21 minutos del segundo tiempo, Pablo Ledesma cayó solo al piso, se tomó la pierna, luego la cabeza, y pidió el cambio. Esta mañana, gracias a la tecnología, se supo que el volante de Boca padece un desgarro en el isquiotibial de su pierna izquierda.

Se estima que el futbolista esté dos semanas sin poder jugar, por lo que se perdería la revancha ante Corinthians por la Copa Libertadores y un par de partidos del campeonato local (San Lorenzo y Colón). El caso genera preocupación en Boca por la cantidad de lesionados y la reincidencia.

Ledesma se acababa de recuperar de otro desgarro que sufrió ante Barcelona de Ecuador por la Copa Libertadores y, a principio de año, en febrero, también había tenido problemas al contracturarse ambos gemelos.

Artículos relacionados