thumbnail Hola,

El diez no participó del entrenamiento táctico de Boca y más tarde aseguró: "No estoy al cien por ciento". En su lugar iría Sánchez Miño. Bianchi lo esperará hasta el final.

"Mañana no se si voy a poder estar", dijo Juan Román Riquelme en conferencia de prensa hoy al mediodía, luego de no haber podido participar en el entrenamiento táctico que organizó Carlos Bianchi pensando en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores recibiendo nada menos que al último campeón: Corinthians de Brasil.

Recuperándose de un desgarro, el número diez de Boca está en duda para el juego de mañana  las 21:50 en La Bombonera. No pudo ejercitarse a la par de sus compañeros y el entrenador deberá esperar hasta último momento para incluirlo o no. En su lugar, jugaría Sánchez Miño.

"Estoy viviendo esta semana como un nene, estoy muy ilusionado. Vivo solamente para mi pierna. Tengo la ilusión de estar adentro de la cancha pero sé que hay que estar al cien por ciento", agregó Riquelme, quien se lesionó hace nueve días. Este tipo de lesión requiere mayor recuperación, pero la importancia de la Copa para Boca y el jugador podrían hacer que se arriesgue.

Si Riquelme no llega, el equipo para recibir a Corinthians sería: Orión; Marín, Magallán, Burdisso, Clemente Rodríguez; Erbes, Somoza, Erviti, Sánchez Miño; Juan Manuel Martínez y Blandi. Magallán va por Caruzzo, que se lesionó, y el Chiqui Pérez, que había sido desafectado, volvió a la convocatoria.

Artículos relacionados