thumbnail Hola,

Fabián Vargas habló sobre el difícil presente de Independiente y se refirió a los aprietes de los hinchas: "La violencia no es el camino para mejorar".

Desde que empezó la temporada, es el momento más delicado de Independiente, cuyos jugadores seguramente jamás se imaginaron que estarían en esta situación a esta altura del campeonato. Fabián Vargas es uno de los pocos que mantuvo un nivel regular y su ausencia se sintió mucho.

"Estoy entrenando duro para llegar el fin de semana", comentó en diálogo con Rock & Closs, y además agregó: "Es muy difícil manejar esta situación. La presión es bastante alta". Después de la derrota ante Atlético de Rafaela, el clima se puso tenso y el plantel tuvo que entrenarse en el predio que la AFA tiene en Ezeiza para evitar el asedio de hinchas que intentaron manifestar su descontento de forma poco amigable.

"La violencia no es el camino para mejorar, son diez personas las que realizan estas cosas", aseguró el volante colombiano en referencia a las personas que interactuaron con algunos jugadores pidiéndoles más entrega mediante menazas. Para Vargas, la presión que se cargo en el equipo los llevo a no poder estar tranquilos al momento de definir y por eso no se dan los resultados deseados.

Para lo que viene, Vargas tiene claro que el nerviosismo sólo traerá más penurias: "Es fundamental mantener el orden, no nos podemos desesperar ante la primera adversidad. Miro la clase de jugadores que tenemos y no puedo creer que estemos así". Además, intentó restarle responsabilidad al plantel actual: "Los que llegamos recibimos el equipo en esta misma posición. Es una situación que recibimos por malos manejos anteriores".

Por último, no quiso hablar sobre los rumores que lo vinculan con Boca después de junio: "Por respeto a los hinchas y a los dirigentes no voy a hablar de mi futuro, tengo contrato hasta el 30 de junio".

Artículos relacionados