thumbnail Hola,

Los médicos de Boca le detectaron al mediocampista una arritmia leve que, si bien no pone en riesgo su vida, le impedirá entrenar a la par del resto de sus compañeros.

Bajísimo nivel futbolístico, varios jugadores lesionados, otros suspendidos por incidentes fuera de la cancha. El panorama de Boca dista mucho de ser positivo, más allá que siga con vida en la Copa Libertadores. Y a todo esto se le debe sumar un problema de salud que complica a uno de sus futbolistas experimentados.

Hace diez días, el 7 de abril, Diego Rivero sufrió un desmayo en el entretiempo del partido de los equipos de reserva del Xeneize y Lanús. El Burrito se sometió a estudios de rigor y los médicos detectaron un problema cardíaco que no es de gravedad, pero que lo obligará a entrenar de forma normal.

Según se informó vía Twitter (@BocaJrsOficial), el mediocampista padece "un aleteo auricular, una arritmia cardíaca benigna", remarcando que "se encuentra en estudios" pero está bajo control de los médicos de la institución.

Por esta razón, Carlos Bianchi ya sabe que no puede utilizar a otro de sus integrantes, que en este semestre apenas sumó unos minutos en Guayaquil ante Barcelona, ya que también sufrió dos desgarros.

Artículos relacionados