thumbnail Hola,

Independiente trasladó sus entrenamientos al predio de la AFA buscando algo de paz, pero algunos simpatizantes se acercaron a increpar a los jugadores y al presidente Cantero.

Tras los insultos de la gente en la cancha de All Boys, Gallego había acordado con los dirigentes mudarse del predio de Villa Domínico -donde habitualmente se entrena Independiente- a Ezeiza, lugar que ocupa la AFA, para conseguir algo de paz y tranquilidad, lejos de los hinchas. Pero esto no fue suficiente y un grupo de simpatizantes se dirigieron hacia el entrenamiento y allí colocaron dos pasacalles denostando a Javier Cantero, a Julio Comparada (ex presidente de la institución) y amenazando los jugadores de muerte si "nos mandan a la B"

Uno de los acusados directamente fue Luciano Leguizamón, a quien increparon en la entrada del predio. Lo acusaron de "no poner huevos" y le avisaron: "si nos mandan a la B, los matamos a todos".

Por otro lado, una sección de la barra brava conducida por Pablo Álvarez haría esta noche un escrache en la puerta de la sede, que está sobre Av. Mitre en Avellaneda, al presidente y toda su comisión. Es conocida la pelea que mantiene Cantero contra los violentos, a quienes aún no han podido erradicar del todo.

Este clima de tensión se da en una semana clave para el Rojo, en la cual se enfrentará el viernes ante Unión, en un partido que resulta vital para los dirigidos por el Tolo para quedarse en primera. Está claro que una derrota complicaría demasiado las cosas, ya que lo hundiría aún más y generaría una probable salida del técnico.

Artículos relacionados