thumbnail Hola,

Matías Caruzzo se sinceró y admitió que le hizo falta a Damián Díaz en el partido entre Boca y Barcelona que el Xeneize ganó 1-0.

Sin dudas, la acción protagonizada por Matías Caruzzo y sufrida por Damián Díaz fue la polémica de la noche en La Boca, donde el dueño de casa le ganó a Barcelona por la Copa Libertadores y quedó a un paso de clasificar a octavos de final.

El volante del conjunto ecuatoriano había entrado al área con pelota dominada y cuando se preparaba para definir, Caruzzo lo barrió de costado y como se quedó con la pelota pareció que no había sido falta pero luego, en la reiteración, se pudo apreciar cómo el defensor primero golpeó a Díaz y luego sí se hizo con la pelota. "El penal de ayer está en el top 3 de mi carrera", aseguró Caruzzo en diálogo con Rock & Closs. "Por suerte no lo cobró. Se ve que me favoreció que me quedo la pelota cuando voy al piso", agregó.

Aunque el equipo de Carlos Bianchi ganó, el nivel no fue bueno y la poca exigencia del rival igualmente dejó en evidencia al Xeneize, que sufrió más de la cuenta ante un contrario claramente inferior. "En el segundo tiempo no jugamos como debíamos haber jugado. Dimos un paso atrás y nos hizo terminar sufriendo", analizó el defensor, que ya cometió varios penales en este semestre y es uno de los apuntados en la última línea del cuadro azul y oro: "Las críticas constructivas nos sirven; cuando te faltan el respeto ya no".

Por último, el zaguero diferenció el planteo que propone Bianchi con el que pretendía Julio César Falcioni, extécnico del club: "Con Julio la idea era pegar las líneas siempre hacia nuestro arco". Con el equipo más junto y cerca del arco propio, la defensa no quedaba tan expuesta, pero ahora que el técnico pretende mayor vocación ofensiva, las fallas en la línea de fondo están a la vista.


Relacionados