thumbnail Hola,

La novela de la década llegó a su fin: Juan Román Riquelme volverá a vestir la camiseta de Boca. La diez lo esperaba y él pegó la vuelta.

El pueblo Xeneize está de fiesta: Juan Román Riquelme acordó su regreso con la dirigencia y reforzará las huestes de Carlos Bianchi para afrontar la Copa Libertadores, el Torneo Final y la Copa Argentina. El ídolo azul y oro volvió, ya no está vacío, se llenó y se pondrá nuevamente la 10 que históricamente enarboló por las canchas del fútbol mundial.

El cinco de enero, Riquelme había negado públicamente su retorno: "Yo nunca negocié con Boca. No tuve nada que analizar, tengo palabra. Dije que no iba a volver a jugar en Boca y no vuelvo". Un mes después, la esperanza se reavivó y la ilusión de los hinchas renació. Después de una semana a pura especulación, Román se reunió con la dirigencia y confirmó su vuelta a La Bombonera, para delirio de la mayoría de su hinchada. Román aceptó, la dirigencia aprobó, el hincha disfruta.

Ayer fue el primer indicio cuando en la numeración oficial, la dirigencia decidió dejar libre la diez azul y oro. Leandro Paredes, que la portó durante el verano, se la cedió nuevamente a su dueño. En apenas un puñado de horas, el retorno del rey Xeneize se confirmó, para algarabía de un pueblo que ahora reúne a dos de sus más grandes ídolos en busca del sueño de reconquistar América.

Artículos relacionados