thumbnail Hola,

Un día después de haber dejado la dirección técnica de River, Matías Almeyda fue irónico con respecto a la posible contratación de Ramón Díaz como su sucesor.

Siempre medido pero dejando conceptos entrelíneas. Sin rencor pero con sed de revancha, Matías Almeyda ya no es el técnico de River pero sigue siendo parte del club. Todavía Daniel Passarella no decidió quién será el sucesor del Pelado (¿otro pelado?) pero el reciente entrenador que fue empujado a dejar su cargo marcó su posición con respecto a la enredada interna que se vive en Núñez en estos tiempos.

"Si no me corrían, Ramón se sentaba al lado el domingo", ironizó Almeyda en diálogo con 90 minutos de fútbol. Si bien esa frase vino acompañada de una risa y un "no me jode que haya dicho que está listo para dirigir", Matías sabe bien que Díaz es el máximo candidato para reemplazarlo y lo vivió en carne propia porque en el mismísimo Monumental un sector de la platea le pidió que se fuera para que el riojano desembarcara nuevamente en River.

Con la tranquilidad de siempre, Almeyda abordó varios temas y estas son sus frases más destacadas:

  • Desde antes de asumir hasta ayer mi mandato en River fue cuestionado por mucha gente. Siempre se dijo que no estaba capacitado y bueno, se va desgastando todo un poco. A partir de esta pretemporada que pasó se vieron señales de que había gente que no estaba contenta con el trabajo nuestro.

  • River tenía la pretemporada organizada y yo, el entrenador, no lo sabía.
  • Con Passarella fue un cierre como dos personas que se respetan. Él es Presidente y tiene un consejo de fútbol y yo tuve que aceptar cosas porque en ese sentido era como mi jefe. Cosas que me han gustado y cosas que no. Dentro de todo, la convivencia ha sido buena.

  • El gran defecto que tiene el fútbol argentino es que si ganás tenés a toda la dirigencia en el vestuario que te saluda pero por dentro dice: “Ganó, que lástima”. Cuando sos campeón salen en la foto para mostrársela a los amigos y cuando pasan estas cosas no se acercan. Son hipócritas, esa es la palabra.

  • Passarella me propuso si quería estar el domingo pero, ¿para qué dilatar más? La cancha va a ser una caldera. Un sector que tenía atrás mío iba a cantar para que vuelva Ramón, otro sector iba a gritar por mí y otro iba a insultar a Passarella. Entonces dije no, si yo quiero a River, que mi nombre salga.
  • Dirigiría a otro equipo que no sea River porque esto pasó a ser mi trabajo. Esto que estaba haciendo estaba mezclado con un sentimiento muy profundo pero mi trabajo es ser entrenador. A partir de ahora quiero tomarme vacaciones para desenchufarme un poco y después visitaré diferentes pretemporadas para pulir un poco ciertas maneras de trabajo y enriquecerme como entrenador.

  • En un futuro voy a ser Presidente y ahí voy a elegir yo.
  • Estuve 5 años aliviado (sin jugar) y no me gustó. A mi me gustaba mi trabajo.

Artículos relacionados