thumbnail Hola,

El titular de San Lorenzo expresó su bronca por los dichos del técnico de Independiente, quien afirmó que el Ciclón recibe ayudas arbitrales. “Condicionan a los jueces”, aseguró.

El presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, manifestó su descontento con las declaraciones del DT de Independiente Américo Rubén Gallego sobre supuestas ayudas que recibe el club de Boedo por parte de los árbitros: “Lo único que hacen es incitar a la violencia”, declaró a radio La Red.

Asimismo, afirmó que este tipo gestos “condicionan al árbitro del partido” de cara al encuentro que disputaran el Ciclón y el Rojo el próximo sábado, dos rivales directos en la lucha por no descender.

“Si el árbitro falla a favor de San Lorenzo, ¿cómo llegar a reaccionar el público de Independiente?”, se preguntó Lammens, que inició su gestión presidencial en agosto.

Gallego se había expresado indirectamente contra el club de Boedo luego del empate con River 2-2 el sábado pasado en Avellaneda: “Si tenemos que empezar a llorar como algunos con los que jugamos ahora, lo vamos a hacer. Esos son clubes bravos”, aseguró.

En tanto, el flamante presidente de San Lorenzo afirmó estar sorprendido por las declaraciones del técnico de Independiente, teniendo en cuenta lo seria que es la dirigencia de ese club, que comanda Javier Cantero.

A su vez, Lammens adelantó que comenzaron las gestiones por volver al barrio de Boedo: “Estamos negociando con Carrefour por los terrenos de Avenida La Plata”; además de expresar su preocupación por el dinero que se le debe a la Sampdoria de Italia por el traspaso del defensor Jonathan  Botinelli, que con el pase en su poder, desembocó en River Plate: “Es una gran deuda que hay que pagar sí o sí porque puede desencadenar en una pérdida de puntos”, comentó.

Encuesta del día

¿Quién es el mejor entrenador del Torneo Inicial?

Artículos relacionados