thumbnail Hola,
"Ojalá me hubiera tocado jugar de enganche"

"Ojalá me hubiera tocado jugar de enganche"

Manuel Lanzini / Getty

Manuel Lanzini, volante de River, expresó su descontento por la falta de confianza del técnico Matías Almeyda, pero también fue autocrítico con su rendimiento. Ya piensa en 2013.

Su retorno al club tras una temporada en el Fluminense de Brasil era esperanzador para la gente de River, que tras la partida de Alejandro Domínguez precisaba un volante que se encargara de la creación. Sin embargo, las actuaciones de Manuel Lanzini no fueron acorde a las espectativas y además, Matías Almeyda decidió utilizarlo en una posición poco frecuente para el juvenil volante.

“Cuando volví, hablé con Almeyda y le pedí usar la 10. Quería que la agarrara y fuera el conductor, que tenía todo para serlo. Se dio otra situación. Jugué en una posición que no es habitual para mí. No es donde yo me encuentro en la cancha. Ojalá me hubiera tocado jugar de enganche”, contó Lanzini en diálogo con Jogo Bonito por Radio 9. Aunque circularon rumores de salidas nocturnas y demás, el jugador asegura que mantuvo la profesionalidad.

“Son decisiones que ha tomado el entrenador. Me podría haber dado más confianza. En los primeros cuatro partidos fui regular. No desentoné", manifestó sobre Matías Almeyda, que ante Boca, por ejemplo, lo dejó afuera de la lista de concentrados. No obstante, el jugador aseguró: “Debo ser autocrítico también. No puedo decir que la culpa es de tal persona. No he rendido de la manera que se esperaba. Creo que me sacó por eso”.

El semestre está por llegar a su fin y en la primera parte de 2013 River tiene el desafío de sumar para escaparle al descenso. "Hay que sacar la mayor cantidad de  puntos. Tratar de hacer una buena pretemporada y poner a River en lo más alto”, concluyó.

Artículos relacionados