thumbnail Hola,

El equipo dirigido por Caruso Lombardi fue el que intentó la victoria a lo largo del partido, pero el nerviosismo y la imprecisión no permitieron que sume de a tres.

Complicada la tarde nublada para San Lorenzo. Urgido de una victoria que de un poco de aire en el medio del caos que viven, los de Caruso Lombardi arrancaron con la intención de llevarse por delante a un Arsenal que lejos está de aquel sólido equipo que ganó el último torneo, pero no pudieron cambiar el 0-0. En el primer cuarto de hora, fueron los de Bodeo los que buscaron el arco contrario, aunque sin la precisión acorde para producir llegadas claras. Por eso, la oportunidad más peligrosa del primer tiempo la tuvieron los de Sarandí a los 16’ con un remate desde afuera del área de Miltón Céliz que pegó en el travesaño y picó a pocos centímetros de la línea.

Arsenal tuvo un cambio obligado, ingresó Juan Pablo Caffa por Digo Torres lesionado a los diez minutos. Y fue Caffa el inspirador de juego más claro para los de Gustavo Alfaro, que desplegaron orden táctico, apelaron a cortar con faltas cuando San Lorenzo era más, manejaron mejor la pelota en el medio y fueron más riesgosos con el contragolpe. Así, los de Sarandí terminaron mejor el primer tiempo, aprovechándose del nerviosismo que se hacía presente en el Nuevo gasómetro e influyó negativamente al Ciclón.

Pero en el complemento San Lorenzo recuperó el protagonismo y fue el único equipo con ambición de victoria. Con sus carencias buscó y mereció mucho más, intentó ganar como sea, pero los nervios le jugaron una mala pasada y no pudo concretar ninguna de sus llegadas. Tuvo varias situaciones de gol, pero ni Denis Stracqualursi ni Franco Jara ni Enzo Kalinski tuvieron la precisión necesario para quebrar el 0-0. La más clara la tuvo Stracqua de cabeza, pero Lisandro López la salvó en la línea cuando Campestrini ya estaba lejos.

El Ciclón mostró amor propio y generó más a los ponchazos, pero también dejó en evidencia sus carencias: imprecisión, nerviosismo y poca claridad a la hora de generar juego. Por todo eso no le alcanzó para derrotar a Arsenal, aun mereciendo el triunfo. “Hoy lo vi muy bien al equipo. Me voy conforme, hizo todo bien”, manifestó Ricardo Caruso Lombardi sobre su San Lorenzo que no pudo ganar, se fue silbado y permanece en zona de descenso.


Artículos relacionados