thumbnail Hola,

El director técnico de San Lorenzo brindó una conferencia de prensa -sin preguntas-, donde expuso cuatro ejes; los jugadores, dirigentes, hinchada y periodismo.

Las actitudes que últimamente demostraba en público Ricardo Caruso Lombardi no eran recibidas de la mejor manera por el flamante presidente de San lorenzo, Matías Lammens, ni por el mediático vice, el conductor televisivo Marcelo Tinelli.

En una conferencia de prensa que se convirtió en monólogo, ante la aclaración del propio entrenador del equipo, Caruso expuso sobre los conflictos que sucedieron durante estas semanas.

El respaldo de los jugadores. “Estoy muy contento con el apoyo que me dan día a día. No hace falta que se lo tengan que decir a los dirigentes, sé la clase de personas que son. Contra Racing, tuvieron una mala tarde, pero son seres humanos y se pueden equivocar. A los jugadores no tengo más que agradecerles el respaldo”.

El aliento de los hinchas de San Lorenzo. “Con la gente se malinterpretó lo que dije sobre el partido de Vélez”. (Expresó que “pareció una práctica, se escuchaban más mis gritos dando indicaciones que a la gente, que estaba caída”.). “Contra Racing fue impresionante no pararon nunca de alentar, me emocionó muchísimo, espero que sigan de la misma manera, es una hinchada fabulosa, y no quiero tener problemas”. Y agregó sobre el aliento en el torneo pasado: “La gente fue importantísima, memorable, para salvarnos del descenso, estamos súper agradecidos”.

La relación con los dirigentes. “Tengo un diálogo excelente con esta comisión, al igual que con la anterior. Lammers y Tinelli me dieron la confianza para seguir adelante. Jamás tuve un altercado con ellos. Es una dirigencia seria, responsable, que ha dicho que me van a respetar el contrato”.

La desafortunada frase hacia los periodistas. En diálogo con una radio, Caruso Lombardi había dicho que “a un periodista lo pisaría con el auto”, luego agregó que como no dio nombres no tenía que pedir disculpas. Hoy, cambió de opinión. “Fue un exabrupto, estaba molesto. La relación siempre fue muy buena, mi predisposición siempre estuvo. Sé que ahora es tarde para pedir perdón, estuve mal, pasó y me hago cargo”.

Sobre fútbol no habló, se puso a disposición de la prensa para el viernes, previo al partido del sábado ante Arsenal. “No quiero problemas”, aseguró el entrenador de San Lorenzo que ha pedido del nuevo presidente parece haber bajado la verborragia de sus declaraciones.

 

Artículos relacionados