thumbnail Hola,

Esta es la segunda vez que La Academia le gana tres veces a los grandes en un campeonato desde 1990. En el Clausura 2001 venció a San Lorenzo, Boca e Independiente.

La historia de Racing de los últimos 45 años ha deparado más sinsabores que alegrías. Hay pocos hinchas como los de La Academia para saber lo que significa sufrir por un equipo. Sin embargo, no todo ha sido tan malo en este tiempo para la mitad celeste y blanca de Avellaneda. Es que ante tanta adversidad, el simpatizante de Racing aprendió a valorar y disfrutar cada victoria grande en forma especial.

El último sábado cuando se consumó la goleada por 4 a 0 sobre San Lorenzo, Racing logró una marca histórica: ganó por primera vez los tres primeros clásicos de un torneo e igualó la marca del Clausura 2001, cuando también se impuso en tres de los cuatro partidos grandes.

Este torneo Inicial 2012 y aquel Clausura 2001 son las únicas dos veces en las que Racing ganó tres clásicos en un mismo certamen desde el Apertura 1990, cuando se implementaron los campeonatos de 19 fechas. 

El otro gran torneo en cuanto a clásicos se refiere, fue el Apertura 1998, en el que Racing terminó invicto con dos triunfos y dos empates. Conducido por Angel Cappa, le ganó a Independiente 3 a 1 por la tercera fecha, en el famoso partido que debió suspenderse por un corte de luz en la Doble Visera cuando La Academia ganaba 2 a 0 con goles de Marcelo Delgado y Angel Morales. El encuentro continuó el miércoles siguiente, a plena luz del sol. Alfredo Cascini descontó, pero Pablo Bezombe liquidó el partido de cabeza. En ese torneo, Racing empató con Boca 1 a 1 y con River 2 a 2, y en la última fecha derrotó a San Lorenzo 3 a 2, con goles de Rubén Capria, Morales y Delgado.

En el torneo siguiente, el Clausura 1999, Racing sufrió tres duras derrotas (0-2 con Independiente, 0-4 con Boca y 0-4 con San Lorenzo) pero se impuso en un emocionante partido sobre River en el Monumental. Fue 3 a 2, dos de Maxi Estévez y uno de Morales, y gracias a este resultado, Boca daba la vuelta olímpica ante Independiente en Avellaneda.

Entre el Apertura 1999 (tres empates y una derrota), el Clausura 2000 (un empate y tres derrotas) y el Apertura 2000 (un empate y tres derrotas), Racing no ganó ningún clásico. Fue la época de la quiebra y el descalabro. En enero de 2001 llegó el gerenciamiento y empezó la era Mostaza Merlo. En el Clausura 2001, Racing le ganó a San Lorenzo (2-0), Boca (2-1) e Independiente (1-0). Sólo perdió con River (0-3) en el Monumental.

Desde entonces, Racing nunca había vuelto a ganar tres derbies en un mismo torneo. Ni siquiera cuando salió campeón. En el Apertura 2001 empató con Independiente (1-1), con el cabezazo salvador de Gabriel Loeschbor, le ganó a San Lorenzo (4-1), perdió con Boca (1-3), en la única derrota general del torneo, y empató con River (1-1), con el recordado gol de Gerardo Bedoya.

Desde aquel Clausura 2001, Racing ganó dos clásicos en los Clausura 2002, 2004, 2005, 2006, 2009, 2010 y 2011. Pero nunca había llegado a los tres triunfos hasta el sábado pasado, con el agregado de que lo logró sin que le conviertan goles: 2-0 a Independiente, 1-0 a River y 4-0 a San Lorenzo.

El último clásico que le queda a los de Avellaneda en este torneo es Boca en La Bombonera en la fecha 17. En ese partido, el equipo de Luis Zubeldía tendrá la chance de registrar el mejor rendimiento de Racing en torneos cortos en materia de clásicos. Y tiene con qué ilusionarse: de las últimas tres veces que visitó La Boca, ganó dos y empató la otra.

 


Artículos relacionados