thumbnail Hola,

El defensor contó cómo fueron sus últimos días en el Genoa, club del que tuvo que escapar porque no pagó lo que correspondía por el pase. "Me intimaban para que me quede", dijo.

Julián Velázquez vivió una situación increíble en su breve paso por Italia. Su frustrada transferencia al Genoa lo tuvo como protagonista y a su vez rehén de una disputa entre los clubes que terminó con su regreso a Independiente porque el conjunto italiano nunca pagó lo que debía por el pase.  El defensor contó que los últimos días en Europa tuvo que quedarse encerrado en el hotel y que sacó sus pertenencias del club a escondidas.

“Yo hacía lo que me decían los abogados. Me pedían que me quedara porque tenía un contrato firmado. Después estuvo el problema de pago entre los clubes. Era mi primera transferencia y no entendía nada, fue todo muy raro. Una verdad de hoy era una mentira mañana. No sabía qué hacer, si quedarme o volver, hasta que a fin  de mes tomamos la decisión de volver”, explicó Velázquez en charla con 90 minutos, por Fox Sports.

A pesar de lo desgastante de la situación, Velázquez se mostró de buen humor y entre risas contó cómo fueron sus últimos días en Italia: “Mi representante me dijo que me quedara en el hotel y que no le contestara a nadie. El club me mandaba notas intimándome para que fuera a entrenar, diciéndome que si no me presentaba podía ser sancionado. Al final, fui a buscar los botines a escondidas sin que nadie me viera mientras todos entrenaban”.

Además, el jugador explicó que decidió volver a pesar de que ya tenía todo acordado con el Genoa, pero priorizó su compromiso con Independiente: “Yo tenía firmado un contrato muy bueno de cuatro años y me podía quedar, pero vale más la persona. Independiente me necesitaba y Genoa no respondía al pago, así que volver fue lo mejor. Ahora tengo vigente el contrato de Independiente. Se irá a juicio y lo arreglarán los abogados de cada club”.

En cuanto a la realidad complicada que atraviesa Independiente con los promedios, Velázquez tiene esperanza de que todo mejore a partir de la victoria ante Liverpool: “Esperamos que el triunfo en la Copa sea un envión anímico para el plantel. Hacía mucho que no ganábamos y esperamos lograr otra victoria el domingo ante Unión. Es un rival directo que también está necesitado de puntos, lo tomamos como una final”.

Relacionados