thumbnail Hola,
Diego Simeone y Matías Almeyda: las decisiones técnicas en River

Diego Simeone y Matías Almeyda: las decisiones técnicas en River

Diego Simeone y Matías Almeyda

Ambos entrenadores excluyeron a ídolos del club. Varias elecciones que tomaron, muestran un perfil en común en la dirección técnica de los dos ex jugadores.

La quinta amarilla ante Belgrano en Córdoba por el partido de ida de la Promoción (22/07/2012) le mostró a Almeyda que ése era su último partido profesional. Luego, el pitazo final en el Monumental, y el proclamado descenso de categoría le marcaron al jugador que la dirección técnica era un destino claramente factible.

Al igual que Simeone en Racing, Almeyda pasó de jugador a técnico en un suspiro. En el 2006, el Cholo adelantó su despedida del fútbol profesional para dirigir a la Academia y salvarlo de la zona caliente de los promedios. Los guerreros del mediocampo en los tiempos de la Selección Argentina optaron por la misma salida: ser entrenadores de los clubes donde se retiraron.

Almeyda y Simeone fueron contemporáneos en sus carreras futbolísticas. Juntos jugaron los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 donde el equipo de Daniel Passarella se colgó la medalla plateada tras perder en la final contra Nigeria 3-2; y participaron de los Mundiales de Francia 1998 y Corea- Japón 2002.

Almeyda (5) y Simeone (8) durante el Mundial 98

En Europa, Almeyda pareció tomar la posta del mediocampo que dejó Simeone en Sevilla y en el Inter de Milán. No obstante, fue la Lazio quién los unió y festejaron la Liga y la Copa de Italia de la temporada 1999/2000.

Del otro lado de la línea de cal, el destino los alineó al mando de River. Desde allí, ambos tomaron la misma postura de borrar a Ariel Ortega del plantel. El mismo Burrito que vistió junto a ellos tantas veces la camiseta celeste y blanca. Simeone lo bancó en el Clausura que ganó; pero para el Apertura decidió no incluirlo y se fue a préstamo. Cuando River descendió, Almeyda podía contar con él que volvía de su paso por All Boys, pero prefirió no hacerlo. Y tras el ascenso, fue el propio ídolo millonario el que decidió no retornar para evitar que Almeyda le vuelva a bajar el pulgar, como hizo con Fernando Cavenaghi y a Alejandro Chori Domínguez.

En el mediocampo, a las órdenes de Passarella y de Marcelo Bielsa, fue el técnico de Azul quien peleó la posición con Diego Simeone. Bajo el ala del mismísimo campeón del mundo del 78, Almeyda luchó desde abajo para devolver a River a Primera, tras tres temporadas de bajo promedio que incluyó la campaña de Simeone en el Apertura 2008.

El Torneo Inicial se alzaba como una nueva esperanza para River y para Almeyda como técnico. Hoy, los malos resultados hacen que su puesto penda de un hilo condicionado por los resultados. 

 

Artículos relacionados