thumbnail Hola,

El técnico de San Lorenzo volvió a caerle al árbitro por el fallo ante Newell's pero a su vez reconoció el mal juego de su equipo.

El viaje a Rosario no terminó como San Lorenzo hubiera querido. Sobre el final del partido, Néstor Pitana cobró un penal discutible por una mano de Masuero que determinó la victoria de Newell’s por 1 a 0. Esta situación desató la bronca de Ricardo Caruso Lombardi, que una vez terminado el partido increpó al árbitro. Más tranquilo, un día después el entrenador volvió a cargar contra el referí, aunque reconoció que su equipo jugó mal.

“Pitana regaló un penal pero de todas maneras merecimos perder”, sentenció el entrenador en diálogo con Fox Sports Radio Del Plata. “El partido lo dirigió muy bien, hasta esa jugada no tuvo problemas”, agregó Caruso, que justificó su reacción final. “Me estoy jugando muchas cosas”, explicó.


Artículos relacionados