thumbnail Hola,

River cayó 2-0 contra un Vélez al que no pudo encontrarle la vuelta. “Nos superó un gran rival”, reconoció el técnico.

Nueve puntos en siete partidos es una ecuación que a Matías Almeyda y a todo River no les cierra. En su vuelta a Primera, empezó el torneo perdiendo, tuvo su recuperación pero volvió a caer ante el conjunto ordenado y preciso de Ricardo Gareca.

“Uno cuando pierde de esta manera se queda pensando. Nos superó un gran rival. Nunca nos hicimos fuertes. Ni con la pelota, ni en defensa. Para el olvido. El rival hizo todo perfecto”, reflexionó el técnico millonario, que escuchó los primeros silbidos sobre su trabajo conduciendo a River, en el Estadio Amalfitani.

 “La idea era jugar igual como ante Newell’s. Estuvimos imprecisos de movida. Fuimos superados ampliamente. Fue uno de los peores partidos que me tocó dirigir”, expuso luego y dejó una crítica también a sus jugadores:  “Lo plantearía de la misma manera al partido, pero dándole la pelota al compañero. Todo lo que planificamos salió al revés”.

Por último, dijo que el trabajo semanal ayudará a mejorar: “Hay que tranquilizarse y ver los errores. Queda trabajar para no ser superados. Hay que darle confianza al jugador”.

 

Artículos relacionados