thumbnail Hola,

El árbitro expresó su motivación de volver a estar en un partido de River tras aquél polémico Superclásico en 2011 en el que no cobró un claro penal a favor del 'Millonario'.

La designación de Patricio Loustau para dirigir Vélez-River trajo al presente la polémica tras el último Superclásico del fútbol argentino entre Boca y River, ya que el árbitro no tuvo un buen desempeño y en la semana posterior Daniel Passarella se quejó en la Asociación del Fútbol Argentino, donde pidió que Loustau no vuelva a dirigir al club de Núñez.

Para ese partido, el árbitro designado originalmente era Héctor Baldassi, pero por una apendicitis no pudo impartir justicia y por eso fue elegido Loustau, a pesar de la poca experiencia que tenía en ese momento. "Me tocaron dirigir varios clásicos y en aquél momento estaba feliz de dirigir un River-Boca", comentó Loustau en diálogo con Fox Sports Radio del Plata. "Estoy dispuesto a dirigir todos los partidos que me toquen, estoy felz de poder dirigir a equipos importantes como Vélez o River", aseguró.

El debate actual entorno a los árbitros es el hecho de que no sancionan los agarrones dentro del área en los tiros libres, lo que se le recriminó a Loustau en aquél Superclásico. Sobre el tema, el juez opinó: "No tenemos miedo de cobrar penales pero tiene que ver con la precisión. Hay que entender que el uso de una fuerza logró que un jugador caiga o que no pueda avanzar en busca de la pelota".

Sobre los factores que pueden ayudar a los árbitros a la hora de dirigir, Loustau aseveró: "Para mí es importante haber jugado a la pelota para dirigir. Está bueno poder jugar ahora, aunque la cuestión contraproducente son las lesiones, pero está bueno porque te deja ver mejor algunas cosas que pueden pasar".

Por último, para eliminar cualquier tipo de suspicacias, advirtió: "Uno puede asegurar que dará todo para tener un buen partido pero no puede garantizar que no va a equivocarse en algo".

Artículos relacionados