thumbnail Hola,

El equipo de Arruabarrena igualó 2-2 sobre la hora ante All Boys. Los de Floresta se pusieron en ventaja con goles de Borghello y Matos; Galmarini y Ftacla lo empataron.

Los dos equipos llegaban a la cuarta fecha del Torneo Inicial sin haber ganado y en el caso de Tigre, sin puntos, por lo que se suponía que tendría una actitud bastante más ofensiva para conseguir su primera victoria y no quedar solo en el fondo de la tabla.

El equipo de Rodolfo Arruabarrena fue demasiado respetuoso con All Boys, que hizo pesar la localía desde el inicio del encuentro. No hubo una marcada diferencia entre ambos equipos, pero los dirigidos por José Romero tuvieron más movilidad y por eso se pusieron en ventaja con el gol de Iván Borghello. Al igual que ante Boca, el escurridizo delantero del equipo de Floresta le trajo dificultades a una defensa que perdió la destacada solidez que tuvo durante el pasado Clausura.

El local podría haber definido el partido cuando estaba en ventaja pero no fue preciso y Galmarini entró por el segundo palo para poner el empate de cabeza. La igualdad trajo incertidumbre en el local y tranquilidad en el visitante, pero no cambió el desarrollo del partido, porque All Boys siguió atacando y Tigre no pudo imponerse en ningún momento. Al equipo de Victoria le hacen falta Diego Morales y Román Martínez, que ya no están, y Arruabarrena no encontró dos reemplazos.

El tanto de Mauro Matos ponía las cosas en su lugar y ahí sí, el campo de juego pareció inclinarse hacia el arco de Javier García, que no recibió más goles gracias a sus buenas atajadas, ayuda de los postes y de los erráticos jugadores de All Boys. El local tenía todo para ganarlo ante un rival desbordado que no podía mantener la pelota, incluso tuvo el tercero en los pies de Carlos Soto que erró un remate entrando al área grande con el arco libre.

Igualmente el Matador no era tan punzante como para pensar que podía llegar el empate, pero sobre el final, un halo de inspiración en los pies de Rubén Botta dejó a Diego Ftacla solo contra Cambiasso, que no pudo hacer nada ante el bombazo del delantero de Tigre.

Transcurrió otra fecha y ambos siguen sin ganar, pero por cómo fue el partido, la semana comenzará con una sonrisa para Tigre, que sumó su primer punto, y una mueca de desilusión en los rostros de los jugadores de All Boys, que tenían el partido en sus manos y se les escurrió sobre el final.




Relacionados