thumbnail Hola,

El goleador del clásico de Avellaneda confesó que fue muy importante haberle hecho dos goles a Independiente porque sentía que le estaba fallando al técnico y a sus compañeros.

Era un partido clave para José Sand. Su estreno en Racing no había sido del todo bueno, ya que en la primera fecha, ante Atlético de Rafela, erró dos penales y luego, en la final de Copa Argentina ante Boca tampoco estuvo fino en la definición. Pero lo bueno del fútbol es que a la semana hay un nuevo desafío y vaya si el clásico ante Independiente era una oportunidad ideal para Pepe, que se reivindicó con dos goles.

“Después de los dos penales y la final fue un desahogo”, confesó Sand en Debate Final, haciendo referencia a su flojo comienzo en Racing. "No perdí del todo la confianza, pero tenía dudas de mi actuación. Es normal en un goleador cuando no hace goles", agregó.

En el segundo gol festejó sacándose la camiseta y tomándose la panza mostrando que está en buena forma: “No soy lento porque estoy gordo, tengo mis movimientos toscos nada más. No puedo estar tirando centros”.

El partido ante Independiente era clave para ambos equipos, para la Academia, porque una derrota hubiese significado un paso hacia el abismo, que en el fútbol argentino está muy cerca del cielo. Lo mismo para Independiente, que está último en la tabla de promedios y no hizo goles en el Torneo Inicial. “Es complicado jugar un clásico en esta situación, están peleando el descenso”, aclaró el goleador del clásico. Además, elogió a Gabriel Hauche y Ricardo Centurión, que jugaron un gran partido y participaron en los dos goles del correntino: “Gabriel jugó un partidazo, me abrió la defensa. Pica para todos lados. Centurión está preparado para jugar con esa camiseta, depende de él para seguir creciendo. Lo tiene todo”.

Por último, también tuvo palabras de agradecimiento para Luis Zubeldía y destacó: “Zubeldía trabaja siempre de la misma manera y en la previa nos hace trabajar según el equipo rival”.

Artículos relacionados