thumbnail Hola,

El flamante presidente provisorio de San Lorenzo de Almagro señaló que a pesar de todas las dificultades encontradas al llegar al cargo, el equipo está preparado para competir.

Matías Lammens, de solo 32 años, está como un niño con zapatos nuevos. Sabe que tiene delante suya una tarea complicada teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra San Lorenzo, pero eso no quita que no lo afronte lleno de ilusión y optimismo, tanto en el plano personal y social del club, como en el deportivo.

En declaraciones a Radio La Red (AM 910), afirmó que "la situación del club es muy complicada, pero hemos dado una señal de optimismo para la gente. Queremos hacer las cosas bien", concluyó.

Dentro del plano institucional, habló de su llegada a la presidencia, a causa de "una asamblea, que ha sido la encargada de elegir a los representantes dentro del club".

Tampoco rehuyó preguntas sobre el futuro económico del club ni de la necesidad de la hinchada de volver a Boedo, su barrio histórico: "actualmente el club está perdiendo del orden de 2,5 y 3 millones de pesos por mes, algo que es inviable, y eso hay que subsanarlo. Entre otras cosas, existe la posibilidad, y queremos que así sea, de volver a Boedo, ya que creemos que es una cuestión de estado para todos los hinchas de San Lorenzo".

Por último, se mostró conforme con la plantilla formada y con la actitud de los jugadores, a quien se les adeudaba dinero y han mostrado flexibilidad en el cobro para que no hubiera ningún problema a la hora de comenzar el campeonato.

Artículos relacionados