thumbnail Hola,

El Rojo llenó dos camiones que se vendieron por $ 24.700, dinero destinado para el niño que viajó a China a realizarse un tratamiento con células madre.

El gran recibimiento que tuvo Independiente ante Racing dejó hechos para festejar. Por un lado, motivó al equipo en el clásico que terminó ganando, mientras que por el otro, el más importante, se vendieron los papeles que tiró la hinchada en la salida de los jugadores y se recaudó dinero para un fin benéfico.

Por encima de las expectativas, el Rojo llenó dos camiones enteros de papeles que se vendieron a $ 24.700, dinero que fue destinado a ayudar a Jeremías Care, que viajó a China para realizarse un tratamiento con células madre. Además, los vendedores de gaseosas dentro de la cancha se sumaron a la movida solidaria y también ayudarán al niño con la donación de medio cargamento de latitas de aluminio.

De esta forma, el equipo de Jorge Almirón festejó por partida doble. Le ganó 2-1 el clásico a su eterno rival y ayudó a Jeremías, el niño que tanto lo necesita. 

Artículos relacionados