thumbnail Hola,

El presidente xeneize aseguró que las gestiones con Román "están terminadas" y que el jugador debe responder si acepta la propuesta que el club le acercó hace 20 días.

En la medianoche del lunes, Boca se quedó sin su máximo ídolo. Cuando las agujas del reloj tocaron las 12 y llegó el martes 1° de julio de 2014, se venció el contrato de Juan Román Riquelme con el club de la Ribera. Las gestiones para renovarlo se habían iniciado hace tiempo, pero quedaron estancadas por diferencias en la cotización del dólar que pretende el jugador y la que está dispuesta a pagar el club. Y, ahora, el margen para el tira y afloje se terminó de parte de los dirigentes: "Las negociaciones están terminadas. Le enviamos un contrato para firmar hace 20 días. Soy optimista, pero por las diferencias no sé cómo puede terminar", aseguró Daniel Angelici.

En diálogo con radio La Red, el presidente xeneize no dio por finalizado el tema, pero sí aclaró que ellos no se estirarán ni un centavo más de lo ofrecido: "Créannos que hicimos una oferta de contrato único en el fútbol argentino. Es un vínculo que excede lo que estaba presupuestado, pero estábamos dispuestos a afrontarlo. No pudimos consensuar el sueldo y las primas, no le encontramos solución al precio del dólar: la única diferencia que tenemos es que pretende que se le garantice que a fin del 2015 tenga tanta cantidad de billetes y no podemos porque no sabemos qué va a pasar con la cotización. No nos parece justo que el cuerpo técnico y sus compañeros cobren con un tope y él no".

Mientras Angelici hablaba por la radio, Cristian Riquelme, hermano del jugador, salió a dar su versión de los hechos a través de su cuenta de Twitter (@criquelme83): "Estoy escuchando al presidente y comunico que hace 20 días mi hermano ya respondió que sí. 6 meses tuvieron que pensar si le renuevan al ídolo. Mirá cómo confunden y qué poco serios son que el 30 quedó libre y llamaron para pedir que se presente a entrenar sin contrato". Al respecto, el presidente fue tajante: "Si respondió que sí, entonces no entiendo por qué no vino a firmar y a practicar con sus compañeros cuando empezó la pretemporada. Me hubiera gustado que lo hiciera, el contrato era tan bueno...".

Ahora, la pelota la tiene Riquelme. Y está claro que esta historia, como siempre, continuará.

Relacionados