thumbnail Hola,

El técnico xeneize quiere al ex Newell's, pero sólo podría llegar si compran su pase. Difícil. Lo del Pulpito pinta mejor. "Haría lo imposible por jugar en Boca", dijo el volante.

El equipo de Carlos Bianchi cerró una campaña que, en números, fue positiva: subcampeón del torneo local, líder de las dos temporadas junto a Vélez con 61 puntos y con chances aún de clasificarse a la Libertadores 2015. Pero en juego, Boca dejó bastante que desear. Por eso, el Virrey busca reacomodar el plantel para la próxima temporada. Y ya le hizo la cartita a Papá Noel Angelici, presidente de la institución, antes de tomarse unos días de vacaciones: Diego González (Lanús), Ignacio Scocco (Sunderland), Federico Carrizo (Central) y Gonzalo Castellani (Godoy Cruz), son algunos de los nombres que apuntó el DT de Boca.

Lo de Diego González, volante y una de las figuras de Lanús, parece  estar encaminado: el Xeneize y el Granate ya negociaron varias transacciones como las de Santiago Silva, Lautaro Acosta y Leandro  Somoza en el último año, lo que es un puntito a favor en cuanto a las relaciones dirigenciales. “Sé que hay un interés de Boca. Haría hasta lo imposible para jugar ahí", afirmó el Pulpito en declaraciones a América&Closs y agregó: “Ojalá sea noticia en estos días y pueda pasar a otro equipo del fútbol argentino. O del exterior. Soy hincha de Lanús, pero si se presenta la oportunidad, esperemos que se pongan de acuerdo las tres partes".

El mediocampista de 26 años jugó 33 partidos y convirtió tres goles en la última temporada en el Grana, lo que le permitió ser pretendido por el club de la Ribera. Eso sí, aún no hay nada dicho, aunque parece un deseo más sencillo de cumplir para Angelici. Porque,  por el lado del ex-Newell’s, la figurita que espera con ansias el Pelado para reforzar la delantera, la cosa parece complicada.

Es que el pase se hará posible sólo si el Xeneize compra la ficha del jugador. El representante del punta, Fabio Soldini, admitió que “hubo un sondeo de Boca y Nacho (con poco rodaje en Inglaterra) quiere volver a la Argentina pero es difícil”. Y para el mercado argentino, competir con el poderío económico de Europa es complejo.

En cuanto a Federico Carrizo, volante de 23 años actualmente en Rosario Central, Bianchi ya lo había pretendido a principios del 2013 tras la lesión de Joel Acosta. Pero Miguel Russo no quiso largarlo y finalmente fue Diego Perotti quien arribó al equipo argentino. Pero donde hubo fuego, cenizas quedan, y Bianchi volvió a ponerlo en su carrito de deseos. Algo a su favor: al volante ofensivo le quedan sólo seis meses de contrato en el Canalla, lo que le jugaría a favor a Boca, ya que Central, dueño de su pase, no se arriesgaría a perder la chance de obtener un valioso beneficio económico.

Mientras, Gonzalo Castellani, que la rompió en el último torneo con la camiseta de Godoy Cruz, espera ofertas del exterior, pero no le cierra la puerta a uno de los clubes más importantes de la Argentina.

Por ahora, Scocco y González son los mayores deseos del Virrey. ¿Le dará el gusto Angelici?

Artículos relacionados