thumbnail Hola,

Los dirigentes de la AFA ractificaron los rumores de las últimas semanas en la reunión de esta tarde en Ezeiza. Resta definir cómo se implementará.

Los dirigentes de la AFA aprobaron en la reunión de esta tarde en Ezeiza el nuevo formato del torneo de la Primera división del fútbol argentino que contará con 30 equipos. Resta definir cómo se implementará y algunos detalles.

A pesar de no tener el apoyo de todos los clubes, la Asociación de Fútbol Argentino logró obtener la mayoría para aprobar el nuevo certamen que comenzaría a partir de febrero de 2015. Los que más en contra se habrían mostrado a esta propuesta fueron en su mayoría los equipos de Primera división, quienes no vieron con buenos ojos que 10 nuevos conjuntos ascendieran todos juntos, sin méritos deportivos. Los que sí apoyaron la medida habrían sido los dirigentes de los equipos del interior, los de la  B Nacional, aquellos que están comprometidos con el descenso.

Lo que queda por delante es definir los detalles de este nuevo torneo que se comenzarían a debatir el 6 de mayo: ¿Cómo se va a jugar? ¿De qué manera se va a financiar? ¿Cómo serán los diez ascensos?, entre otros interrogantes.

Se jugaría una sola rueda entre los conjuntos de la A, con un total de 29 encuentros, por lo que para completar los 30 en el año, se estipularía la repetición del clásico asignado a cada uno de los clubes (Boca vs. River, Racing vs. Independiente, San Lorenzo vs. Huracán, y así sucesivamente).

Para completar los 30 equipos, los 10 lugares faltantes se llenarían luego de la disputa de un torneo de transición en la B en el que habrá dos zonas de once y ascenderán los cinco mejores ubicados de cada una. Además se mantendría el sistema de promedios para determinar los dos descensos anuales que tendría la máxima categoría.

La AFA apunta así a una “federalización” del fútbol y a bajar la histeria que lo rodea. Además creen que los clubes ahorrarían más dinero por jugar menos encuentros, los jugadores tendrían mejor descanso, el calendario sería menos denso y se podrían priorizar las copas internacionales sin desistir del torneo local.

Otro tema que queda por definir es el ingreso a las copas continentales: los tres primeros equipos irían directamente a la Copa Libertadores, el cuarto cupo sería para el campeón de la Copa Argentina y el quinto para el mejor ubicado de la Sudamericana, torneo para el cual se clasificarían los mejores seis equipos que saldrían de una liguilla que jugarían los equipos ubicados del cuarto al vigésimo tercer lugar.

Relacionados