thumbnail Hola,

Con un gol de Valentín Viola sobre el final del primer tiempo, Racing venció 1-0 a Newell's y se quedó con la Copa Ciudad de Mar del Plata. Saja estrelló un penal en el travesaño.

El verano le sienta bien a la Academia. Como hace un año, Racing volvió a levantar un trofeo, esta vez fue la Copa Ciudad de Mar del Plata, y lo consiguió con dos victorias, la primera en el clásico ante Independiente y la de esta noche ante Newell's con un ajustado 1-0 gracias a un gol de Valentín Viola.

El conjunto de Reinarlo Merlo mostró movimientos interesantes al igual que ante el Rojo. Todos, producto de la presión que hizo el equipo desde la mitad de la cancha. Hauche, otra vez importante como cada verano, fue clave en el primer tiempo jugando por derecha. Estuvo acertado en los pases cruzados y sobre todo en las incursiones al área: una de ellas terminó en un penal cometido por Víctor López y que extrañamente falló Saja, rematando al travesaño.

Todo lo bueno que venía haciendo el conjunto de Avellaneda no se derrumbó tras el penal errado. Por el contrario siguió concentrado y ordenado. Por eso, sobre el final de la etapa tuvo premio cuando Viola empujó una pelota bajada por Saveljich entrando por el segundo palo. Como ante Independiente, la pelota parada volvió a darle frutos a Merlo.

Como en todos los segundos tiempo de este verano, el nivel y las fuerzas de los jugadores cayeron. Ante esto el espectáculo fue otro. Racing se dedicó a no perder las marcas (Ibañez hizo personal sobre Bernardi), y Newell's con el ingreso de David Trezeguet buscó ser certero en lo que podía generar. Sin embargo, Maxi Rodríguez no tuvo su noche con el gol y perdió el duelo con Saja.

En los minutos finales hubo sufrimiento en el arco Académico cuando Aued tuvo que sacar sobre la línea y con la cabeza, un balón de Vieyra que se metía indefectiblemente. Fue triunfo de Racing, el segundo seguido sobre dos jugados y de yapa, con la Copa que viaja hacia Avellaneda.

Relacionados