thumbnail Hola,

Si bien se vieron más que en otros partidos, la camiseta rosa en general no cayó bien entre la gente Xeneize: "¿Rosa? ¿Qué somos, fans de Sandro?", se escuchó en La Bombonera.

Movida de marketing y poco más. No hay otra forma de explicar por qué Boca habría de utilizar una camiseta rosa. Hasta el mismo presidente Xeneize, Daniel Angelici, lo dio a entender en la semana: "Me comprometí con la firma que viste al club para usar la camiseta rosa al menos una vez en el campeonato". Así fue, pues. La camiseta rosa debutó en La Bombonera, y a la gente mucho no le gustó.

Si bien es verdad que se vieron más casacas rosadas que en otros partidos de este campeonato, en La Boca no cayó bien esta movida de Nike, avalada por los dirigentes. La mayor cantidad de remeras del color de la famosa pantera se vio en la platea, y en especial en mujeres y chicos, aunque algún adulto se animó a ponerse la polémica camiseta que sólo se utilizó en este empate ante Gimnasia.

"Está buenísima. A mí me encanta y encima me queda re linda, ja", opinó Marianela, una hincha de Boca de 19 años. Por supuesto, tenía la rosa puesta. Pero fue una de las pocas voces a favor que se escucharon en el Alberto J. Armando. "¿Rosa? ¿Qué somos, fans de Sandro?", argumentaba un hincha de unos 40 años mientras discutía con otros dos plateístas, de similar edad.

Otro diálogo que se escuchó al pasar en las inmediaciones de La Bombonera: -"Pá, ¿me comprás la camiseta rosa?". -"Ni loco te compro la rosa. Te compro la azul y oro, ¿dale? Y un helado también". Tuvo que negociar "Pá", pero cumplió su objetivo. El nene, de unos 8 años, salió del local aledaño al estadio vestido con los clásicos colores del club. Y con un heladito. Ese fue el precio.

El cronista de Goal intentó fotografiar, previo pedido de permiso, a varios hinchas que fueron a la cancha con la rosada vestimenta, pero la mayoría preferió no dejarse retratar. Una de las excusas más escuchadas: "No quiero quedar escrachado". Curioso, ya que se animaron a ponerse la camiseta, pero la idea de quedar expuestos en un medio de comunicación no pareció gustarles.

Sea como fuere, durante el partido no hubo cantos a favor o en contra de la camiseta, aunque sí varios hinchas con carteles con leyendas como "La mitad más 1 es azul y oro, no rosa", o algunos mensajes contra la marca de indumentaria que viste al club.

Cuando salió al mercado, la camiseta ya había sido criticada por glorias del pasado como Roberto Passucci o el Beto Márcico, y hasta por Juan Román Riquelme.

Para el año que viene, ya se habla de una posible camiseta verde para el Xeneize. ¿Se vendrá otra polémica tras las generadas por la violeta de la temporada pasada y la que usaron Gago y compañía esta tarde ante el Lobo? Habrá que esperar. Por lo pronto, para los hinchas de Boca, la rosa no fue tan maravillosa...

Artículos relacionados